Las investigaciones científicas sobre Psicología afirman que el 70% del aprendizaje del ser humano ocurre durante los primeros seis años de vida; dada la gran habilidad para absorber conomientos en esta etapa de la infancia. También durante esa época la imaginación del hombre es más vivaz.

Estos señalamientos se desprenden del libro "Por Favor Sea Feliz", del escritor inglés Andrew Matthews. En sus páginas, el autor señala que la imaginación contribuye a un aprendizaje fácil y rápido. Este rasgo de la Psicología del individuo es necesario estimularlo y desarrollarlo desde los primeros años de la vida del niño, hasta la edad adulta.

Anuncios
Anuncios

La imaginación es la clave para el aprendizaje e inclusive para la solución de problemas. Albert Einstein llegó a sus conclusiones científicas sobre el tiempo y el espacio, imaginando que viajaba entre los planetas, montado sobre los rayos de la luna. Su destreza para pensar como niño le ayudó a convertirse en un gigante entre los intelectuales.

La memoria de los ancianos

Por otra parte, la imaginación también es importante para la memoria. La gente de edad avanzada suele tener mala memoria, porque ha permitido que su imaginación se deteriore a tal grado que ya no crean imágenes y - por lo tanto - su mente no puede aprobarlas.

Siempre que los individuos archivan información en su memoria, están empleando la imaginación y la fuerza de la visualización para formar una imagen. Adicionalmente, ésta es esencial para relajar el cuerpo y la mente.

Anuncios

Si el ser humano es capaz de sentirse inmerso en un escenario creado por su propia imaginación - por ejemplo - una playa, río, pradera o montaña, éste puede relajarse voluntariamente. Por el contrario, si a una persona no posee la capacidad de imaginar escenarios confortables, le será más difícil relajarse.

Al respecto, algunos psicólogos recomiendan claves a sus pacientes para ejercitar la imaginación, de la misma forma que realizan deportes al aire libre o ejercicios en casa. Muchas veces recomiendan realizar juegos creativos para mantener la mente activa, de esta manera desarrollarán habilidades, destrezas y virtudes que les permirán aprender a resolver problemas y recordar.

Es aconsejable valorar la imaginación y la capacidad de soñar, con el propósito de lograr que el ser humano consolide sus metas. Todo comienza con un sueño, es necesario aferrarse a él y realizar lentamente todas las acciones necesarias para convertirlo en una realidad. #Cultura #Escuela #Educación