Los k-dramas fueron el parteaguas para que su cultura y su estilo de vida, así como sus costumbres y tradiciones salieran de su país y se quedaran en el gusto de otras naciones. El manejo de la historia, así como las producciones, la música y los personajes hacen la diferencia de los dramas coreanos a los dramas y telenovelas mexicanas.

Aunque cuentan la misma historia de amor entre un hombre y una mujer, uno pobre y uno rico que tienen que enfrentar obstáculos para al final terminar juntos. Es la misma historia que se cuenta en películas, series, novelas, telenovelas o dramas. Y sí, es también la misma historia que manejan las telenovelas coreanas, japonesas y taiwanesas, mejor conocidas como “doramas”, pero qué las ha hecho popular fuera de su país.

Anuncios
Anuncios

“Dorama” es el nombre que se les da a las series de imagen real en Japón, lo que serían las telenovelas. Este término se deriva de la romanización de drama en japonés. Y es el mismo término que se ocupa para referirse en general a las telenovelas producidas y realizadas en #Asia. A pesar de que este término únicamente debería referirse a las producciones hechas en Japón se ha referido también a las producidas en Corea del Sur, Taiwan y China, en éstas últimas lo correcto es “dramas”.

Pese a que la historia sea la misma que se maneja en otros países: una pareja protagónica que tiene que defender su amor y sobrepasar obstáculos para llegar juntos al final, muchas y muchos han preferido sentarse horas seguidas viendo una telenovela transmitida en internet, que ver una nacional, transmitida por televisión.

Anuncios

¿Qué los hace diferente de los dramas nacionales?

Actualmente los dramas coreanos han ido adquiriendo un mayor auge fuera de su país de origen y se han ido colocando en los gustos de países latinoamericanos como México especialmente por mujeres quienes degustan de las actuaciones de actores principalmente por su físico a quienes los consideran guapos y lindos, pero también hay a quienes les gusta la producción, la trama, la cultura, los escenarios, la comida, el idioma, el estilo de vida, los personajes y las actuaciones.

La trama en los dramas coreanos es completamente diferente no existe la rivalidad, no hay malos, malos, ni buenos, buenos, por supuesto que hay quienes quieren separar a la pareja, un tercero en discordia, pero al final ese tercero entiende cuál es su posición e incluso ayuda a la pareja a terminar junta, pues lo principal en estas producciones es la transmisión de sentimientos y que son personas reales, con problemas de pareja y sobre todo enfrentando la aprobación por parte de los padres de alguno de ellos, obvio de quien es el adinerado.

Anuncios

Esto último se debe a la cultura ya que para la familia coreana es muy importante la aprobación de las parejas, sin ello lo más probable es que las parejas no lleguen a casarse, o bien no vuelvan a acercarse a su familia.

En su mayoría son historias de amor pero a diferencia de las telenovelas mexicanas, las coreanas transmiten su amor con un beso o un abrazo, en dramas realizados por los años 90 la pareja protagónica solo se demuestra su amor con un abrazo o un beso en los labios, como es el caso del drama “Todo sobre Eva” durante la historia los protagonistas no se abrazan, no se besan, pero al final del drama únicamente se dan un abrazo, en medio de una enorme avenida. O en otras donde los besos son solo en los labios. No necesitan de escenas de cama para saber lo mucho que se aman o de interrupción de personajes psicópatas para poner a prueba su amor. La transmisión de sentimientos por parte de los coreanos en los dramas es muy simple e ingenua.

Los finales son dramáticos pues son inesperados, quizá esto se deba a que el público fuera de Corea esté acostumbrado a ver finales en donde las parejas se casan y viven felices por siempre, pero al final terminan juntos, para las producciones coreanas esto no siempre pasa, como fue el caso de: “Escalera al Cielo” en donde la protagonista muere por cáncer, o “Lo siento, te amo” en donde el protagonista muere y ella se suicida, para que en la otra vida puedan estar juntos.

Los coreanos le han apostado a crecer como nación con un nacionalismo profundo y eso es también lo que transmiten los dramas, los lugares de grabación son lugares con mucha carga histórica y simbólica, al igual se han encargado de difundir su comida y su música. Llevando así a generar una euforia por el K-pop y con ello a querer aprender y dominar el idioma coreano.

Los temas en los k-dramas son muy variados pues pueden ser de policías, fantasmas, época, de escuela e incluso algunos de terror. #KDrama