En ocasiones sucede que al leer un texto o ver un material audiovisual nos quedamos con la sensación de no haberlo interpretado a cabalidad y lejos de aportar conocimiento, nos ha provocado confusión. Esto ocurre por el desconocimiento del significado de algunas palabras que paulatinamente comienzan a aparecer en todos los medios. Para describir las diferentes tendencias sexuales y de género existentes en las relaciones humanas, se hizo necesario crear o redefinir algunos vocablos que van siendo imprescindibles al momento de hablar de cultura general. A continuación, algunos ejemplos:

  • #sexo. Referido exclusivamente a los genitales.
  • Género. Significación cultural y social independiente del sexo.
  • Andrógino. Es la característica de las personas cuyos rasgos faciales no definen de forma clara su sexo. No determina en absoluto su inclinación sexual y son muy apreciados en el mundo del modelaje.
  • Cisexual. Es la persona que se siente a gusto con el sexo asignado al nacer. No es exclusivo de heterosexuales ya que existen homosexuales que están conformes con sus genitales. También incluye a los hermafroditas que no desean reasignación sexual.
  • Cisgénero. Todo aquel que se encuentra a gusto con su género de nacimiento. Se diferencia de los cisexuales por ser un concepto más abarcador que incluye satisfacción por las asignaciones sociales de acuerdo a las normas tradicionales. Una feminista puede ser cisexual pero no cisgénero al estar inconforme con el rol diseñado para la mujer.
  • Intergénero. También conocido como genderqueer es una identidad de género que incluye a las personas que sienten que su género fluye entre todos los existentes. Esta conducta se debe (en algunos casos) a que muchas personas deciden llevar lo que se conoce por "doble vida".
  • Heteronormativo. Consiste en un régimen basado en las relaciones heterosexuales practicado por instituciones públicas como hecho político y sociocultural. Por ejemplo: las escuelas que separan las filas por sexo. Aunque hay grupos que quieren darle una connotación discriminatoria sigue siendo una conducta aceptada por la mayoría de las personas. Se diferencia de la homofobia porque es más social que sexual.
  • Heterosexismo. Acentúa los roles de hombre y mujer de manera extrema. Si bien considera a la mujer incapacitada para algunas tareas, le impone al hombre la presión social de no sentir miedo, no llorar, etc.
  • Intersexualidad. Condición genética en que aparecen ambos sexos en la misma persona. Era llamada hermafroditismo pero actualmente se prefiere reservar el término para animales y plantas.
  • Identidad sexual. Identidad única y personal, conocernos a nosotros mismos desde y para la sexualidad.
  • Pansexualidad. Atracción universal por todos los sexos y géneros: mujeres, hombres, homosexuales, transexuales, bisexuales,etc.
  • Queer. Homosexuales que no se identifican plenamente con el discurso, la ideología y el estilo LGBT prefiriendo mantenerse distantes de cualquier activismo.
  • Transexuales. Las personas que hayan cambiado su sexo mediante un procedimiento quirúrgico y hormonal que les permite hacer cambios en sus documentos de identidad.
  • Transgénero. Se identifican y asumen la vida con un género opuesto al que nacieron con reasignación de sexo o no.
  • Lumbersexual. Aunque no define sexualidad o género puede confundirse con las anteriores. Se trata de una tendencia opuesta a la metrosexualidad que se caracteriza por una apariencia "ruda" que se acentúa por medio de barba, peinado al descuido, camisa a cuadros, botas y proviene de lumber que en inglés significa leñador, algunos lo señalan como un llamado al machismo.

Muchas personas consideran que la batalla contra la discriminación de género se limita estrictamente al tema LGTB cuando en verdad se trata también de los derechos de la mujer y, ¿por qué no? Hasta de aquellos hombres que se esconden cuando por alguna razón sienten ganas de llorar.

Anuncios
Anuncios

#Sociedad #igualdad de género