Las razones por las que incurrimos en errores de ortografía son múltiples, una de las más frecuente es la gran similitud de escritura y significado que comparten algunas palabras entre sí:

  • Revindicar: defender a alguien que ha sido ofendido. "El periodista declaró que el propósito de su artículo fue revindicar a la ministra". Es decir, restaurar el daño moral causado por otra u otras personas.
  • Reivindicar: reclamar alguien lo que le pertenece. "Las afganas reivindican su derecho a incursionar en las artes".

Existen ejemplos en que la escritura difiere un poco más que el ejemplo anterior, pero siguen susceptibles de ser confundidas:

  • Infringir: quebrantar la ley: "Algunos fumadores infringen las regulaciones en los centros nocturnos".
  • Infligir: causar daños. "No debemos infligir castigos corporales a los niños".

La prensa es el principal canal de difusión de información y por ende del enriquecimiento del léxico.

Anuncios
Anuncios

Si por cualquier razón los periódicos cometen errores (o hace uso del lenguaje periodístico), las personas lo pueden asumir como adecuados e incorporarlos incorrectamente al habla cotidiana:

  • Intencionalidad: cualidad que tiene algo de ser deliberado, arbitrario y de connotación negativa. "La policía investiga la si hubo intencionalidad en los hechos".
  • Intención equivale a propósito: "La intención del autor fue mostrarnos la belleza de su país".

El deseo de renovar el vocabulario, sin consulta previa también puede conducirnos a incurrir en errores:

  • Criminología: es la ciencia social que estudia en teoría las causas y circunstancias de los delitos en general. "Los estudios de criminología la ayudaron a ser una excelente fiscal".
  • Criminalística: análisis de los hechos en un caso real y específico. Es la parte práctica de la criminología. "Los expertos criminalistas han encontrado varias pistas en el lugar de los hechos".

Algo similar sucede cuando adoptamos vocablos técnicos y los usamos en lenguaje coloquial:

  • Patología: parte de la medicina que describe y estudia teóricamente el conjunto de síntomas de determinadas enfermedades, es un término médico. "Ingresó en un curso de patología forense".
  • Enfermedad: es cuando los síntomas se presentan y desarrollan en el cuerpo humano o animal. "El paciente falleció como consecuencia de múltiples enfermedades".

En caso de paronimias:

  • Prejuicio: como indica su nombre es el juicio que se hace acerca de algo o alguien basado en estereotipos. "Los hispanos están siendo víctimas de los prejuicios de algunos norteamericanos".
  • Perjuicio: daño material o moral. "El perjuicio moral es más grave que el material".

Cuando comparten sinonimia parcial:

  • Tránsito y tráfico: son sinónimos al referirse a la circulación vehicular. Sin embargo no son intercambiables en todos los casos, ya que tráfico también se extiende al comercio ilícito de drogas, personas, influencias, etc y no sería correcto decir: "El diputado será procesado por "tránsito" de influencias".

En ocasiones los errores se producen por falsa analogía:

  • Restricción es el efecto de restringir, por lo que equívocamente decimos "restrinción" y "restringir".

Existen definiciones que se funden en la misma acción, es decir, que la existencia de una depende de la otra y - por tanto -, son motivo de frecuentes errores.

Anuncios

No pocas veces leemos: "Estas fotos comprueban que es posible bajar de peso en menos de un año". En este caso se ha confundido "comprobar" con "demostrar". Mientras que la primera es "reconocer como cierto algún evento, mediante la aceptación de pruebas que lo acrediten", el segundo corresponde a quien presenta esas pruebas para hacerlas patentes. Por ejemplo: " El policía comprobó que la joven era turista. Ella lo demostró con su pasaporte". La escritura es la expresión gráfica del habla, por lo tanto si cometemos errores al hablar, probablemente los cometamos al escribir. #Ortografía #RAE #educativo