El día de hoy, la literatura celebra el nacimiento de uno de los poetas más importantes de México: Ramón López Velarde, quien nació un día como hoy pero de 1888 en Jerez de Salinas García, Zacatecas.

Velarde es considerado por la crítica, el gran poeta del nacionalismo mexicano, su obra representa no sólo uno de los pilares más sólidos de la #poesía mexicana moderna, sino también un punto que dio paso a una nueva concepción poética.

Su obra establece un parteaguas literario y un momento de transición entre la etapa de la revolución y la modernidad que trajo consigo el siglo XX. Además, es considerado un vanguardista, no por generar un movimiento bajo el canon de las vanguardias surgidas también en el XX, sino más bien, por crear un nuevo paradigma en el lenguaje poético mexicano.

Anuncios
Anuncios

Esta concepción del lenguaje literario, está fincado en ver a México de manera distinta, desde la profundidad del México rural que vivía un cambio social, político y cultural debido al movimiento de la Revolución Mexicana, esto repercutiría en grandes autores como Juan Rulfo, Juan José Arreola, José Revueltas, entre otros de igual importancia.

El debate literario sobre su poesía es amplio y aún no ha concluido. Hay quienes lo ubican en el movimiento del romanticismo tardío y otros más desde una óptica surrealista, desde luego, existen ambas en su propuesta, misma que logra condensarse en un largo aliento que además conlleva una carga erótica.

Sobre la crítica de Octavio Paz a Velarde

Para Octavio Paz (1914-1998), en su ensayo “El camino de la pasión: Ramón López Velarde”, comenta que el lenguaje del poeta zacatecano tiene su génesis en la oralidad y no así en la tradición española de la que muchos otros escritores mexicanos retoman para la creación poética, pero también establece lo siguiente:

Y también dice que:

La poesía moderna nace en Hispanoamérica antes que en España y uno de sus principales iniciadores es López Velarde.

Anuncios

La muerte, las mujeres, las costumbres, la vida de las ciudades, la revolución, y esencialmente la provincia son temas recurrentes en su obra poética y en su narrativa. De sus libros de poemas se conocen: La sangre devota (1916); Zozobra (1919), estos dos publicados cuando el escritor vivía y posteriormente El son del corazón (1932). De narrativa existen: El minutero (1923) y El don de febrero (1952), además de algunas correspondencias y otros textos sueltos, así como múltiples reediciones de estos libros y de la “Suave Patria”, el poema más conocido de Velarde.

Ramón López V., falleció en la Ciudad de México, el 19 de junio de 1921, a la temprana edad de 33 años a causa de una pulmonía. #literaturamexicana