Para la mayoría de los fanáticos de las películas de los estudios Pixar, las cintas de #Cars han sido las menos preferidas. La primera tuvo una tibia recepción por parte de críticos y audiencia, pero aún así es considerada una de los mejores filmes de #Pixar; sin embargo, la secuela fue detestada por muchos, lo cual se demuestra en las calificaciones que tuvo en distintos portales de #Cine en Internet (6.2 en IMDb, 57 en Metacritic, y un 39% en Rotten Tomatoes).

Uno de los peores errores que tuvo esta segunda parte fue tomar al personaje secundario de la primera cinta, Mate, y darle un rol protagónico; dicho personaje fue el llamado "comic relief" de la primera película, aquel personaje que sólo funciona para decir chistes y hacer reír al público más joven.

Anuncios
Anuncios

Pero un personaje así sirve sólo en pequeñas cantidades, así que darle el papel protagónico de la cinta terminó por cansar a la gente, además de que realmente no había una historia que los enganchara a todos.

Por esa razón, el trabajo de Cars 3 era complicado, ya que casi nadie pidió una tercera parte de estas cintas de carros. El trabajo era hacer que todos aquellos que creían perdida a la franquicia la vieran con otros ojos, que creyeran que de verdad era necesario ver una tercera entrega de Cars. Ahora que la cinta fue estrenada, y que ya tuve oportunidad de verla, daré mi opinión acerca de Cars 3, y diré si de verdad valió la pena la espera.

La "muerte" de Rayo McQueen

La historia de esta cinta se enfoca en el Rayo McQueen (como debe de ser), y de cómo este empieza poco a poco ser desplazado en las pistas por una nueva generación de autos de carrera, los cuales tienen tecnología altamente avanzada, son mucho más rápidos y no cometen fallas, siendo su mayor rival Jackson Storm, un auto que empieza a hacerla la vida de cuadritos a nuestro querido "Ka-Chow".

Anuncios

Lo peor de todo es que, después de un aparatoso choque que lo deja fuera de las pistas por varios meses, McQueen de verdad comienza a sentir que los años no pasan en balde y que, eventualmente, tendrá que retirarse. Sin embargo, decide volver a las andadas, y para hacerlo, necesitará la ayuda de una nueva entrenadora llamada Cruz Ramírez, la cual, además de enseñarle varias lecciones importantes, también aprenderá muchas cosas de él.

Muchas personas, al estrenarse el teaser trailer de la cinta y ver el espantoso accidente de nuestro personaje principal, pensaron la misma cosa: "¿Acaso Pixar acaba de matar al Rayo McQueen?". A estas alturas ya todos saben que ese no fue el caso, pero la película trata otra especie de "muerte" para McQueen: la próxima muerte de su carrera. El principal mentor de McQueen desde el primer filme fue Doc Hudson, el cual, después de la muerte de su actor de doblaje, Paul Newman, tuvo también que morir en las cintas. Sin embargo, en Cars 3 sigue teniendo una presencia sumamente fuerte.

Anuncios

McQueen comienza a sentir lo mismo que sintió Doc cuando tuvo su accidente y ya no pudo regresar a las pistas.

Pixar se consolidó, desde hace ya algunas décadas, como el mejor estudio de animación de todos los tiempos, y por lo mismo, esta película luce espectacular. El mundo se siente vivo, como si saliera de la pantalla; las escenas de las carreras y la naturaleza parecen como sacados de la vida real; los colores son sumamente llamativos, y eso hará que el público más joven se sienta muy atraídos por lo que están viendo. Sin embargo, y a pesar de tener una historia mucho más compacta y seria que la segunda parte, no le llega ni a los talones a otras películas de Pixar. Esta es una historia que hemos visto muchas veces atrás, sobre todo en cintas deportivas como Días de Trueno o muchas de la saga de Rocky. Entonces, por esa razón, en los momentos en donde la película intenta tocar temas más serios o tener escenas en donde la velocidad tiene que disminuir para dar lugar a diálogos "importantes", la cinta se siente lenta y los niños se empezarán a aburrir y a pedir que llegue la siguiente escena de carreras.

Para resumir, la película es definitivamente mucho mejor que la segunda parte, ya por el simple hecho de no tener una trama que involucre a Mate siendo confundido por un espía internacional de renombre. Los efectos especiales, la animación y el carisma de los nuevos y viejos personajes son excepcionales, pero todo eso es enterrado por chistes que no llegan a aterrizar tan bien como lo deseado, una historia que ya hemos visto interminables veces y una tercera entrega que, siendo completamente honestos, no necesitábamos. No es una película mala, pero para los estándares a los que Pixar nos tiene acostumbrados, definitivamente se queda muy, pero muy corta. Esperemos que Coco, su próxima cinta, enfocada en la tradición mexicana del Día de Muertos, nos deje con un mejor sabor de boca.

Cars 3 se estrenó el 16 de junio de 2017, y está ahora disponible en todas las salas de cine del país.