Se acerca el fin de semana y, mejor aún, ya se aproximan las vacaciones, pero si todavía no tienes nada planeado te dejo una de las mejores opciones para visitar, divertirte y conocer más sobre nuestro país.

Bernal, famoso pueblo del Estado de #Querétaro reconocido por estar localizado al pie de la Peña de Bernal, tercer monolito más grande del mundo, te espera con gran riqueza gastronómica, textil y frescas nieves de sabores nada convencionales.

Cerca de Ciudad de México

Se encuentra a 120 minutos de la Ciudad de México, pero, tranquilo, que en el camino, además de gozar de hermosos paisajes, puedes encontrar locales de comida económicos y muy ricos.

Anuncios
Anuncios

Incluso si vas con tiempo puedes darte una escapada a Tequisquiapan, que se encuentra a no más de 30 minutos de Peña de Bernal.

Cuando llegues a Peña de Bernal entenderán el lado pintoresco y tradicionalista que describía al principio, pues las casas de adoquín y techos de tejas color ladrillo adornan el camino, con sus fachadas amarillas y grandes arcos custodiando algunas puertas de madera maciza, embellecen al pueblo que nos recibe.

Te recomiendo, para tener una visita más placentera, vestir ropa cómoda y fresca, el calor no es amable en este lugar y -si subir a lo más alto de la Peña es el plan- definitivamente necesitarán de unos buenos zapatos. Una chamarra o suéter son opcionales, en ocasiones es tanto el calor durante el día que apenas oscurezca el alivio llegará a nosotros, pero más entrada la noche puede que el frío aparezca, por lo que llevar algo para abrigarse no está de más.

Anuncios

Para visitar la Peña puedes llegar en carro particular, pero al monolito sólo puedes subir a pie o en cuatrimoto, que puedes rentar en el lugar. Sin embargo, en el centro de Bernal que se encuentra a 10 minutos de la Peña puedes dejar tu automóvil y esperar un mototaxi para llegar al pie del monolito.

Recuerditos

En tu visita por este pueblo mágico encontrarás artesanías de todo tipo, desde zapatos bordados, hasta blusas en tendencia con un toque mexicano en bordados multicolor. Si prefieres los adornos en tu hogar, hay una variedad en figuras de barro, piedra incluso mármol. Para los niños juguetes típicos mexicanos, trompos de madera, yoyos o las famosas tablas mágicas.

A la hora de la alimentación hay de todo: comida corrida, antojitos mexicanos, alguna especialidad como cortes de carne o unas tradicionales carnitas acompañadas de unas tortillas hechas a mano, con maíz del bueno. Para combatir el calor, unas ricas nieves de sabores un tanto extravagantes, muy diferentes a lo que puedes encontrar en la Ciudad de México, ¿qué te parece saborear una nieve de queso con nopal o de biznaga, conocidos como cactus globosos?

Vino y más vino

Viñedos Azteca se encuentra en una hacienda de la época porfiriana, donde se llevan a cabo fiesta charras, cabalgatas, recorridos y catas.

Anuncios

Estos dos últimos sólo se pueden hacer en fines de semana. Cerca de Bernal también encuentras el Viñedo La Redonda, donde también conocerás la historia del vino, así como de recorridos con vinicultores del lugar.

En Bernal puedes gozar de una noche mágica con la fuente danzarina a pie de la Peña, con cambios de colores en el agua que te van a dejar enamorado del lugar, por último si puedes darte un tiempo para admirar el trabajo textil del lugar, te invito a que visites el Centro Artesanal la Aurora y te reto a no quedar fascinado con sus telares, la lana que se hila en el lugar y las obras finales como ropa, colchas o cortinas.

¿Te has preguntado cuántos pueblos mágicos existen en nuestro país? No te quedes con la duda y ve a Turismo al alcance de tus manos: Pueblos Mágicos. Y si no quieres aguantar recorridos en carretera o manejar, visita la CDMX, siempre habrá algo nuevo por conocer, atrévete con Turismo urbano en Ciudad de México #Cultura #turismo cultural