Los no muertos es la primera novela de James Nuño, publicada en noviembre del 2016 por la editorial Paraíso Perdido, se compone de 6 capítulos y 379 páginas de una prosa que engancha desde el primer párrafo. James Nuño (Guadalajara, 1984) ha colaborado con relatos y otros textos para revistas como Luvina, Monolito, Algarabía, etc. En 2015 publicó una serie de cuentos "Fantasmas", también por Paraíso Perdido.

La novela "Los no muertos"

La novela se desarrolla en medio del caos: fuertes imágenes prepararan al lector desde la primera página, para enfrentarse con la peligrosa y horrible sensación de estar en el límite de vida y muerte.

Anuncios
Anuncios

“La muerte da miedo, pero la vida mezclada, imbuida en la muerte, da un horror que tiene muy poco que ver con la muerte y con la vida”, como bien señala Inés Arredondo en su cuento La Sunamita. Protagonizada por un grupo de amigos que, al igual que la ciudad, están en al borde del apocalipsis.

Los no muertos mantiene la tensión a través de altos y bajos en las acciones. La trama transcurre en una semana donde se pasa de la más tranquila cotidianidad y la posibilidad de un cambio radical. Un lunes, como de costumbre, J, C, Ch y Epsilon se reúnen sin conciencia de la situación en la que viven y menos, de lo que vendrá en los siguientes días. Un olor a basura se impregna en las narices de los protagonistas, a la par que la paranoia crece entre la población en general y las respectivas rutinas de los personajes comienzan a verse interrumpidas por hechos inéditos, presagiando el nudo que mantendrá al lector buscando pistas entre las letras, tratando de entender qué sucede, como si estuviera dentro de la historia.

Anuncios

La extraña enfermedad que (cualquier parecido con la influenza H1N1 del 2006 es mera coincidencia) comienza con una gripa y puede terminar en la muerte. Parece venir de un entorno externo, sin embargo, serán motivos internos los que propicien el contagio y sean la verdadera amenaza.

Los protagonistas de la historia

J, C, Ch y Epsilon han sido amigos desde la preparatoria y bastan un par de escenas de su pasado para reconocer sus marcadas personalidades desde la adolescencia. Tremendamente humanos, los personajes se muestran bien construidos, siempre congruentes en sus actos y decisiones. Es un hecho innegable que la novela los pone a prueba y que la enfermedad llegará cuando y donde menos la esperan, sin saber que se convertirá en una oportunidad de alivio.

El cambio de atmósferas, que, aunque paulatino, llegará a un punto donde será drástico, hará cambiar también a los protagonistas, cuyas reacciones dejarán a más de un lector sorprendido. A través de recuerdos e imágenes que remiten de forma constante a la niñez y la adolescencia, los personajes se verán forzados a aceptar su realidad y repensar sus ideas acerca de sus respectivos proyectos de vida.

Anuncios

La pasión, el trabajo, la familia, los compromisos e incluso los vicios, tocaran fibras sensibles a través de reflexiones y diálogos intimistas que abordan temas tan complejos como la felicidad y la veracidad de los sentimientos.

La geografía, a penas descrita por unas calles y centros comerciales, que recuerdan a Guadalajara, pero pueden pertenecer a cualquier ciudad de #México, así como la voz tan realista que se le otorga a las autoridades, envuelve el mundo del lector con la ficción contada. Por otra parte, la edición del libro es impecable: post-its, páginas de internet, mensajes de texto, correos electrónicos, aparecen tal y como si se tratara de una pantalla, en las páginas a blanco y negro. Los no muertos nos deja con la sensación de estar en el borde entre antónimos y los diferentes contrastes que puedan existir de un polo a otro, entre los horrores del cambio y la salvación que ofrece la palabra. También nuestro interior puede podrir el ambiente y viceversa. #literatura #Libros