Hay momentos en la vida donde por #Salud propia, mental, física y emocional es necesario empezar a despedirse de lo que ya no tiene sentido y seguir con esas ataduras sólo crea dependencia y un círculo vicioso que después será más complicado cerrar. Hay experiencias a veces donde nos llenan de momentos negativos que impiden ver la vida con plenitud. O por el contrario, se anhela la felicidad de momentos extraordinarios que imposibilita el cambio a algo mejor.

Para poder evolucionar en esta vida no hay por qué aferrarse a lo que ya fue. Los cambios suelen ser difíciles de asimilar; sin embargo, aprender a concluir las situaciones, relaciones o incluso un trabajo nos permite comenzar a vivir desbloqueados de dicho tema.

Anuncios
Anuncios

El anhelo está presente, añorar los momentos que nos causaron felicidad, pero hoy ya no están, también son parte de engancharse a un pasado que nos mantiene atrapados y no nos permite avanzar.

Todo principio tiene un final

Así es, entiendo que vivir un desapego al cerrar un ciclo y comenzar de nuevo crea angustia. Es importante aprender a separarte sin dolor. La sensación de libertad también es un factor para poder avanzar en la vida.

Por ejemplo, algo tan sencillo como cumplir años. Llega la fecha o víspera de tu cumpleaños, se cierra un ciclo, dejas de tener cierta edad y cumples un año más. ¿Te has puesto a pensar que en las últimas semanas antes de tu cumpleaños puedes hacer #conciencia de que estás cerrando un ciclo?

Observa las cosas que comienzan a suceder antes de que cumplas un nuevo año.

Anuncios

Se deja la vieja #energía para renovarte con una nueva. ¿Aún sigues frecuentando a las mismas personas o hubo un cambio? ¿Alguien se alejó? ¿Alguien llegó? ¿Terminaste un curso? O incluso, pueden ser cosas más fuertes como la pérdida de un ser querido poco antes de tu cierre, la ruptura de una relación, terminar una situación laboral, en fin, sólo tú puedes empezar a hacerte consciente de esto.

Lo que hayas vivido en este tiempo es porque era necesario para tu aprendizaje, no busques culpables. Aprender a hacerse responsable de nuestras vivencias es parte de nuestro propio camino de conciencia y #evolución. Así, también somos responsables de cerrar nuestros propios ciclos y concluir nuestras propias responsabilidades. Nadie puede hacerlo por nosotros. Además, toma en cuenta que el Universo no puede ver vacíos si un lugar está "ocupado", está ocupado aunque te lastime, y por ello, el Universo no podrá enviarte algo nuevo para ocupar ese espacio. Así que, amorosamente suelta aquello que no te aporta nada bueno o positivo. Acéptalo y cierra el ciclo. #cerrando ciclos