Hace 1974 años un hombre fue envuelto con una sábana y se ha logrado por medio de pruebas científicas comprobar su origen y aceptar que este lienzo perteneció al año 33 d.C. incluso se ha descubierto el tipo de sangre que emanaba del cuerpo inerte que yacía en la sábana.

En la tela quedó impregnada la imagen de un hombre de 1.78m que presentaba un notable rigus mortis y diferentes lesiones en todo el cuerpo, el pie derecho presentaba mayor rigor y apoyo sobre la tela, una contusión post mortis era notable en uno de los costados de la sábana, las manos fijas, una sobre la otra dejaba ver las marcas de cuatro dedos, el pulgar oculto por un traumatismo que se presume fue realizado cuando el hombre aún vivía.

Cuando describimos los hechos de esta forma no cuestionamos la existencia de la tela o de su procedencia, pero qué pasa si sustituyo la palabra hombre por un nombre, Cristo, el hijo de Dios, entonces ya no es tan creíble, ¿cierto?

Con estas palabras concluye la exposición La Sábana Santa que se presenta en la Catedral Metropolitana en la #CDMX, tan sólo a cinco minutos de la estación Zócalo del metro y a 15 minutos de la estación Bellas Artes del metrobús.

Anuncios
Anuncios

Cuando escuché esas palabras, a pesar de mi incredibilidad aceptaba lo que escuchaba en el auricular, la existencia de la tela es incuestionable pero si el hombre envuelto en ella fue o no Cristo es lo que puede provocar incertidumbre en los visitantes.

El recorrido va acompañado de unos audífonos que reproducen una grabación explicando lo que podemos observar en cada sala, la recomendación es disfrutar del audio y del ambiente, ya que nos da un tipo de intimidad para entender y despertar nuestra curiosidad por la historia.

Más allá de la religión y de una creencia, entender el misterio que puede envolver un sudario y el esfuerzo por darle una explicación; en sí, nos convertimos por 40 minutos en un significado de la existencia misma, buscando explicación a un enigma, conectando las pistas que la historia nos va dejando.

Anuncios

Sábana Santa el misterio de Turín

La exposición cuenta la historia de La Sábana Santa de Turín, un lienzo que apareció en el año 1350 y que de acuerdo a su propietario, el caballero Geoffrey de Charny, fue el sudario que envolvió el cuerpo de Cristo, jamás reveló su procedencia.

En ese tiempo la tela presentaba la silueta de un hombre, imagen borrosa que destacaba rasgos significativos como las manos y pies cruzados, un rostro masculino con barba y ojos cerrados, apoyando la teoría de su procedencia.

Miles de peregrinos visitaban la sábana para venerarla y ver la imagen en persona, para poder estar cerca de lo que se convertiría en el vestigio religioso más importante de la tierra y la teología.

Con el tiempo la tela ha viajado por Europa y ha pertenecido a reyes y monasterios que han aportado sus descubrimientos científicos, acorde a cada época, respecto a la sábana.

Con el tiempo ganó interés en los feligreses y en la comunidad científica por el misterio que envolvía la silueta de aquel hombre, que a pesar de los años seguía presente y que gracias a una fotografía tomada por un daguerrotipo se confirmó que la tela es un negativo en sí y no solo eso sino que es un prototipo tridimensional del personaje que ahí reposó en su muerte.

Anuncios

Un recorrido diferente

La exposición se encuentra ubicada a un costado de la catedral metropolitana en la CDMX el costo por boleto es de $50 pesos mexicanos que incluye un audio con la narración de la exposición La Sábana Santa o puedes ingresar de forma gratuita aunque en esta modalidad no incluye el audio, podrás ver todos los elementos que conforman la exhibición.

Si eliges la entrada con el audio, prepárate para vivir una nueva experiencia, con la intimidad de la muestra y la iluminación necesaria para apreciar los elementos de cada una de las doce salas.

Vivirás la historia de la Sábana Santa desde su descubrimiento hasta los días de duda por parte de los feligreses y los estudios de la comunidad científica que dieron validez a su procedencia.

Las imágenes que vemos en el recorrido, las fotografías y las réplicas de diferentes escenarios que van desde la tumba de Cristo hasta una escenografía de un cuarto forense, que te hacen parte de recinto y por minutos olvidas lo que pasa fuera de ese lugar, mientras te dejas envolver por el misterio de una sábana.

Sin duda una exhibición que logró impresionarme y cautivarme, la curiosidad me guío a cada paso y la sorpresa me iluminaba el rostro en cada prueba científica que revelaba características más reales de la sábana y de su origen.

Otro lugar para visitar, cerca de la CDMX Disfruta de Peña de Bernal y sus maravillas pero si estas en la CDMX y quieres visitar un recinto distinto date un vuelta por el Museo Casa de la memoria indómita y vive tu ciudad de una forma diferente. #Cultura #Arte