San Miguel de Allende es el corazón de #México, tan solo falta visitarlo para darse cuenta de esto. Patrimonio de la Humanidad desde 2008, la mejor forma de conocer este lugar es caminando, así que prepara tus zapatos más cómodos porque caminar este destino es una de las mejores actividades que podrás hacer.

¿Quieres saber por qué SM es uno de los destinos favoritos para los turistas?

Maravillas arquitectónicas a cada paso, las calles empedradas te guían hacia las diferentes construcciones coloniales, que te remontan a otra época y te hacen sentir como si estuvieras en el México antiguo. El aroma a pan artesanal y café recién hecho se asoma por los alrededores haciendo abrir el apetito.

Anuncios
Anuncios

Múltiples galerías de arte promoviendo a los artistas locales, coquetos restaurantes rústicos que ofrecen un menú mexicano… para chuparse los dedos.

¿Qué visitar en SM?

  • Recorre todo el centro histórico, estando ahí debes visitar la famosa Parroquia de San Miguel Arcángel, es una obra maestra del neogótico mexicano diseñada por el maestro Ceferino Gutiérrez esculpida en cantera rosada que marca el Corazón de San Miguel de Allende como la cereza del pastel.

  • Admira la magnífica fachada del Templo de San Francisco, de estilo churrigueresco, con numerosas pilastras estípites; una notable torre y cúpula neoclásicas atribuidas al reconocido arquitecto Francisco Tresguerras.

  • Visita la casa de Ignacio Allende, un héroe de la Independencia de México, es actualmente un museo, se ubica en el Jardín Principal, es una mansión donde se alberga toda la historia del lugar y un punto emblemático para conocer.

  • Si te gusta la historia, tienes que conocer el ex Palacio Municipal, que fue construido en 1736. Fue aquí donde se instaló el primer Ayuntamiento del México independiente en 1810.

  • Si vas con tus hijos uno de los lugares más divertidos que les resulta a los niños es el Museo del Juguete, seguramente pasarán un rato agradable en familia.

  • Si ya te cansaste de caminar… hay un servicio de tranvía llamado “El Pípila”, el guía te irá contando varias leyendas y harán paradas en los lugares más emblemáticos de San Miguel de Allende durante el recorrido que dura aproximadamente 2 horas.

Y para cerrar con broche de oro, tienes que ir al mirador de San Miguel para presenciar el atardecer.

Anuncios

Desde ahí la vista es increíble, apreciarás desde otra perspectiva la bella arquitectura de esta ciudad que te dejará con ganas de volver una y otra vez. #Viajes #pueblo mágico