Sita sings the blues (“Sita canta el blues” en español) es una película independiente de Nina Paley, una animadora y activista de la cultura libre. Se estrenó en el Festival de Cine de Berlín el 11 de febrero de 2008.

La película es una mezcla de eventos del libro del Ramayana, la música de Annette Hanshaw y una historia autobiográfica paralela a los eventos del mito. La historia es narrada, de manera cómica pero conocedora del contexto histórico, por tres marionetas de sombra que parecen tener la forma de dioses hindús. Teniendo momentos musicales donde la diosa Sita, esposa de Rama, canta (con la voz de Annette Hanshaw). Al mismo tiempo, la historia paralela retrata el momento cuando el esposo de Paley debe mudarse al oeste de India debido a un trabajo de seis meses.

Anuncios
Anuncios

A lo largo de la película, podemos sentir el amor y el dolor que sufren, tanto Sita como el alter-ego de Paley, en sus respectivas historias de desamor. La música nos da un ambiente de melancolía y de desesperación.

La idea surgió después de que Paley fuese abandonada por su esposo, quien también era un animador. Debido a que meses antes había vendido su departamento en San Francisco y su esposo le había dicho por correo que no volviese, Paley tuvo que vivir por un tiempo como huésped de varios de sus amigos. Uno de sus anfitriones, un coleccionista de viejas grabaciones, le puso la canción de “Mean to me” de Annette Hanshaw, diciendo en broma que ésa era su canción. Fue en ese momento en que el dolor de Sita y esa canción tuvieron sentido juntas; no obstante, ella sólo tuvo ánimos para hacer un cortometraje.

Anuncios

Al ver que tuvo éxito el corto del “Juicio del fuego” (donde Sita debía demostrarle a Rama que le fue fiel durante su secuestro), Paley se dio a la tarea de hacer una película completa. “Suena tonto, pero la película quería ser hecha,” dijo ella al New York Times. “Ahí estaba esta música y esta historia. Fue como: ‘Alguien tiene que hacer esta película. Parece que tendré que ser yo’.”

Desafortunadamente, Paley tuvo que enfrentarse a los problemas de derechos de autor. Pues, a pesar de que las canciones de Hanshaw no están restringidas, quienes son propietarios de sus derechos llegan a cobrar decenas de miles de dólares por su uso. Sin embargo, Paley no tuvo la necesidad de gastar tanto debido a que era un proyecto independiente. Llegando a un acuerdo de 50, 000 dólares, la animadora ha declarado que su objetivo es que la gente vea esta película.

Actualmente la película puede encontrarse en Youtube y en la página oficial de “Sita sings the Blues”. Si buscas una manera divertida de aprender la mitología de la India y gustas del blues, esta película es lo mejor que puedes encontrar. Además de que la voz de Hanshaw siempre podrá acariciar tus oídos y la #Animación será un deleite para tus ojos.