De todas las etapas estudiantiles que se tienen en la vida, hay una en particular que es de las más recordadas por quienes ahora nos dedicamos al desarrollo profesional: el bachillerato. En cuestión de permisos para diferentes actividades, éstos ya son en mayor cantidad por parte de los padres; si hablamos de los pasatiempos ahora ya comienzan a ser un poco más de aventura, así como las relaciones humanas, que ya son un poco más maduras y, si no, no hay problema, aún hay mucho tiempo en adelante como para dedicarse ahora a una sola persona, siempre y cuando todo sea con responsabilidad compartida.

Las materias difíciles

En el mismo #Bachillerato nos preparamos para lo que será nuestra carrera universitaria, esa que muchos ya han seleccionado desde años atrás y la que otros aún terminándose no saben si es la que realmente querían tener; hay de todo.

Anuncios
Anuncios

Es justo ahí, en esa etapa, en donde la diversión, los amigos y el enamoramiento contrastan con las responsabilidades de llevar mínimo 8 materias (dependiendo en qué preparatoria estudies) y, entre ellas, las más complejas para la mayoría: matemáticas, física y química.

¿Cómo aprece CUREA?

Es debido a los mismos índices de aprobación que en lo general son bajos en esta etapa escolar, con estas materias, se tiene la necesidad de establecer un tiempo extra con los alumnos. En México, por solicitud de SEP (Secretaría de Educación Pública) se debe hacer con quienes tengan una calificación inferior a 7 o bien estén en riesgo de ese puntaje. #Curea tiene carácter de obligatorio y es indispensable para tener derecho a los exámenes posteriores (extraordinarios o a títulos de suficiencia) y así, aprobar la materia en esa oportunidad que es la última para acreditar.

Anuncios

Cabe aclarar que la SEP sólo la pide para el nivel bachillerato, pero si la institución educativa desea hacerlo con secundaria está en todo su derecho, finalmente, muchas veces es política de la junta directiva ya que en ese nivel tienen también sus tiempos especiales para el alumnado. Es cierto que la triada de materias que cité arriba son las más comunes para reprobar, pero CUREA, en estricto sentido, debería ser para todas las materias dependiendo del grado que curse el alumno en esos tres años que dura el bachillerato.

Uno de los casos en los que he notado cierto desinterés es en la materia de filosofía, y es que en la actualidad los pensamientos de Sócrates, Aristóteles, Locke, Maquiavelo y Hobbes, entre muchos otros… no los creen necesarios. Ahí debería también haber un repaso, pero son la mayoría de las veces gracias a matemáticas, física y química con las que se llena el cupo de 25 alumnos que es el sugerido por SEP.

CUREA (Curso de Regularización Académica) tiene como objetivo que este proceso de acompañamiento académico contribuya a la atención especial del estudiante, acelerando así su capacidad y desempeño.

Anuncios

Las veinte horas que dura el curso en las dos semanas previas a los exámenes extraordinarios deberán tener un mínimo del 90% de asistencia del alumno y si todo se cumple al pie de la letra, debieran obtenerse mejores resultados, aunque según las cifras estimadas de SEP desde el 2015 al 2017 el índice de reprobación en media superior es de 10.6, 10.5 y 10.3, respectivamente. Esperamos que con las modificaciones que últimamente se hacen esto mejore.

¿Y MOEVA?

Este es el Modelo de Evaluación del Bachillerato General Estatal y establece todo lo que deriva en los lineamientos generales, específicos y operativos que se establecen en el proceso enseñanza-aprendizaje en media superior. En la imagen se pueden apreciar cómo es que sus ejes de evaluación forman parte de un todo para poder lograr lo esperado en la educación. Con respecto a la evaluación se tiene hasta un porcentaje sugerido:

1.- Conocimientos (40%)

2.- Procesos y productos (30%)

3.- Desempeño actitudinal consciente (40%)

Es así como en cada boleta entregada a los padres de familia se segmenta la evaluación de sus hijos. El tipo de evaluación que tiene #MOEVA es diagnóstica, formadora, así como sumativa y es dentro de sus periodos donde se encuentran el ordinario y el de regularización, llámese CUREA.

Sin duda, es una muy buena oportunidad para aprobar las materias que a la mayoría de los estudiantes les cuesta trabajo acreditar con una buena calificación. Es cuestión de que también los padres de familia aporten su granito de arena para que, junto con la escuela y los estudiantes, se haga el trabajo de manera tripartita y funcional. Y tú ¿te fuiste a CUREA?