Cien mujeres mayas, oriundas de Yucatán, trabajaron durante tres meses para el diseñador francés, Christian Loboutin; la encomienda de las bordadoras era realizar dos mil calados típicos de la región para engalanar los bolsos que, el empresario francés, pondría a la venta en el mercado internacional por la cantidad de $ 28 mil.

Las mujeres implicadas en este proyecto de bordado son provenientes, en su mayoría, de la comunidad Maxcanú en Yucatán; asimismo, se unieron a esta empresa mujeres pertenecientes a zonas cercanas como Oxkutzcab, Canek Maní y Xohuayán. El diseñador francés suministró a las bordadoras mayas la materia prima (hilos, pedrería, ornamentos, etc.) requerida para realizar esta labor.

Anuncios
Anuncios

En tanto, las trabajadoras invirtieron tres meses de mano de obra para concluir el proyecto de 2.000 bordados autóctonos.

Ganancias para trabajadoras mexicanas

Durante ese período laboral, cada una de las bordadoras mayas ganó 7.000 pesos; mientras que el precio unitario por bolsa se estipuló en 235 pesos. A pesar de la disparidad entre el precio de fabricación y el de venta, las trabajadoras temporales se manifestaron entusiasmadas por haber participado en este proyecto, ya que consideraron esta oferta laboral como una oportunidad de tener un trabajo bien remunerado y apoyar a la economía del hogar.

Mexicaba, el nombre de la colección de bolsos que realizaron las artesanas mayas, fue presentada en el mundo de la moda el 3 de mayo. Mexicaba posee en cada uno de los dos mil bordados un diseño único, por lo cual, su precio en el mercado internacional es elevado.

Anuncios

Los bordados se realizaron en telar de cintura y la temática de los estampados se centra en las imágenes de flores y aves. Cada pieza cuenta con otras añadiduras costosas como pedrería y ornamentos de cuerno.

La Comercializadora Taller Maya y la Fundación Haciendas del Mundo Maya fungieron como intermediarios para que las trabajadoras y el diseñador francés entablaran negociaciones. Representantes de la Fundación Haciendas del Mundo Maya notificaron que el 10%, de cada bolsa vendida en los establecimientos de Christian Loboutin, se consignará a un fondo de compañías sociales de la propia fundación, con lo cual, se busca proveer a las trabajadoras mayas de materia prima, infraestructura y logística para futuros proyectos.

Las bordadoras son parte de la Fundación Haciendas del Mundo Maya y su modo de trabajo se basa en la realización de #Bolsas que se venden a un precio de 500 a mil pesos, la distribución del producto se realiza en las comunidades cercanas y a través del comercio electrónico. #BordadorasMayas #DiseñadorFrancés