A lo largo de la #Historia han existido varios homónimos, personas que por mera casualidad o a veces por imitar a sus ídolos poseen nombres similares o completamente idénticos. Un ejemplo de estos homónimos de la historia se encuentra en el recientemente fallecido artista José Luis cuevas, cuyo homónimo menos destacado, pero con iguales aportaciones a la historia urbana de la Ciudad de México es el arquitecto de principios de siglo XX José Luis Cuevas Pietrasanta

Impartió cátedra en la Escuela Nacional de Arquitectura

Este hombre nació en el siglo XIX en el año de 1881 en el mes de abril. Estudió arquitectura en la Academia Nacional de Bellas Artes, de la cual se graduó en 1903.

Anuncios
Anuncios

Posteriormente impartió cátedra, tal como sus alumnos describen “como un gran profesor” en la Escuela Nacional de Arquitectura (Hoy Facultad de Arquitectura en CU), al lado de otros grandes de la arquitectura como Mario Pani. Es referente histórico para la arquitectura y Arquitectura orgánica

Su obra consistió principalmente en la planeación y desarrollo urbano de la Ciudad de México, entre sus obras más destacadas se encuentran: el edificio de Luz y Fuerza, el edificio Edison, así como una casa para la familia Gargollo, en Reforma #150, donde actualmente se ubica el University Club. También desarrolló proyectos como la calle de Gante y varios edificios allí ubicados.

Su aporte más importante fue el fraccionamiento Condesa

Sin embargo, sus aportes más importantes a la urbanística de la ciudad de México fueron la planeación y desarrollo de las colonias jardín, hacia los años de 1920, que mezclaban el concepto de modernidad y naturaleza, dando como resultado la concepción de la colonia más representativa de esta idea: la del fraccionamiento del ex hipódromo Condesa, hoy conocida como colonia Condesa, junto con sus icónicos parques, El España y El México.

Anuncios

A la par de esto también diseñó y construyó otras colonias con el mismo concepto, tales como Lomas de Chapultepec. También contribuyó al diseño de ciudad satélite al lado de los arquitectos Mario Pani, Domingo García Ramos, entre otros.

Finalmente, Cuevas Pietrasanta falleció el 23 de febrero de 1993, dejando detrás de sí un vasto legado arquitectónico para la Ciudad, que consta de más de 136 proyectos, entre colonias, casas, edificios públicos, privados y de servicio (escuelas, hospitales, etc.) así como proyectos inconclusos, cuyo acervo puede consultarse en el Tecnológico de Monterrey. #JoseLuisCuevas #Cultura