A lo largo de su obra, Xirau ensaya sobre las implicaciones y hermandades de la filosofía, religión y poesía. Su prosa profunda y sabia abunda en los valores filosóficos existentes en la #literatura y consagrados en la religión, cuya amalgama refresca la reflexión del ser humano, su situación ante el mundo y ante sí mismo.

María Cristina García Cepeda, secretaria de #Cultura, lamentó el deceso del poeta y reconoció el influjo que tuvo en su persona. En uno de los tuits publicados por la funcionaria, tras conocer el fallecimiento, dijo “Ramón Xirau y Ana María de Xirau auspiciaron admirablemente la revelación de nuevos poetas.

Anuncios
Anuncios

Mi pésame para ella y a la comunidad intelectual”.

Por su perte, el director de Publicaciones y Fomento Editorial de la Universidad Nacional Autónoma de #México, Joaquín Diez-Canedo, lamentó la pérdida publicando “Ayer por la noche murió Ramón Xirau, filósofo, maestro de filosofía y poeta”.

A manera de tributo y homenaje, Guillermo Sheridan, poeta e investigador mexicano, compartió el fragmento de un poema del propio Xirau: “Antes quizá/todo era vida/¿Muerte de nacimiento?”.

Los logros académicos y personales del maestro han quedado de manifiesto a lo largo de las horas, siendo reconocidos por varios integrantes de la comunidad académica mexicana. Fue miebro del Colegio Nacional, de la Academia Mexicana de la Lengua y recibió múltiples reconocimientos, destacando entre ellos "La cruz de San jorge", que da el gobierno de cataluña, y la medalla de oro de Bellas Artes, que otorga el INBA, en 2009.

Anuncios

El legado del exilio

Ramón Xirau llegó a México en una de tantas embarcaciones provenientes de la España dividida. Originario de Barcelona, cultivo poesía en la lengua catalana, se incorporó de inmediato a la vida cultural de México haciendo amplios estudios acerca de Descartes, Hegel y Ortega y Gasset. Una de sus obras más importantes es la Introducción a la historia de la filosofía, que cuenta con múltiples ediciones, siendo indispensable para el estudio de esa disciplina.

La poesía de Ramón Xirau se construye a través de secuencias nítidas y luminosas, configura poemas de profundos contenidos, pero tan bien logrados que logran ser comprensibles para el lector común, logro magnífico que no cualquier poeta afianza. Las aproximaciones al interior humano logran tocar el nervio del espíritu, conmoviendo al lector por su sencillez y ternura.