James Douglas Morrison nació el 8 de diciembre de 1943 en Melbourne, California. Debido a la profesión militar de su padre, su familia tuvo que vivir en diferentes lugares a lo largo de su vida. Morrison escribía poesía, aspecto que lo ayudaría a llegar a la fama y era un lector voraz. Entre sus autores predilectos se encuentran Nietzsche, Rimbaud, Baudelaire y Ginsberg, entre otros.

Su etapa de adolescente y los hippies

Su adolescencia coincidió con el auge de la cultura hippie y con ello también la experimentación de distintas drogas psicodélicas como el peyote, la marihuana y el LSD. Sustancias que impactarían a sus composiciones y su vida en general.

Anuncios
Anuncios

En una entrevista de la revista Rolling Stone de 1969, Morrison dijo: “El nacimiento del rock and roll coincidió con mi adolescencia, mi entrada en la conciencia… Aunque no pude permitirme fantasear racionalmente para hacer ese vínculo yo mismo. Supongo que todo ese tiempo estaba inconscientemente acumulando información y escuchando. Así que cuando por fin sucedió, mi subconsciente había preparado todo”.

A los 19 años salió de casa y en ese entonces fue capaz de usar la misma camisa por varios días, puesto que prefería gastar su dinero en libros en lugar de ropa. Buscando la manera de que su poesía fuese conocida, Morrison se encontró con Ray Manzarek quien, después de pedirle que cantara alguno de sus versos, quedó fascinado por su talento y le propuso que crearan una banda de rock, algo que Morrison aceptó.

Anuncios

El nombre de la banda proviene del título del ensayo "Las puertas de la percepción" de Aldous Huxley sobre la mescalina, alcaloide principal del peyote. El sexo y las drogas fueron los temas principales de varias de sus canciones.

Poco éxito en sus comienzos

En sus principios, la banda no tenía mucho éxito debido a que su repertorio era muy escaso y por ello debían extender el show con improvisaciones, mientras Morrison recitaba sus poemas. No fue hasta que tuvieron una oportunidad de tocar en “Whisky a Go Go”, que conocieron al productor Paul Rotchild, quien era dueño de la discográfica Elektra Records. Rotchild les ofreció grabar un disco. En 1967, su primer disco, The Doors, fue lanzado y algunos de los tema que llegaron a la cima de popularidad fueron Hello, I love you y Light my fire. Con esto la fama del grupo crecía día con día.

#Jim Morrison se convirtió en un emblema de la rebeldía y de la contracultura adolescente, esto fue gracias a que el cantante despreciaba cualquier figura de autoridad; especialmente después de que un policía lo roció con gas pimienta al creerlo un chico cualquiera que se había infiltrado en una cabina para tener relaciones con una chica.

Anuncios

Durante la canción de “Five to One”, relató lo sucedido al público y refiriéndose a los policías como “los cerdos vestidos de azul”. Ésta sería la primera vez que una estrella de rock fue arrestada en el escenario.

Agobiado por la fama, Morrison decidió recluirse en un hotel de París donde se dedicó a cambiar su imagen de “Rey Lagarto”, subiendo de peso y dejándose crecer la barda. Lo que hizo que fuese irreconocible. Hacia el final de su vida, el cantante había disminuido su consumo de drogas, reemplazándolas por el alcohol.

La extraña muerte de Morrison

El 3 de julio de 1971, su esposa Pamela Courson encontró a Morrison muerto en la bañera de su piso. El certificado de defunción indicaba que la causa de muerte era una insuficiencia cardíaca; sin embargo, muchas teorías se comenzaron a formarse debido a lo extraño de su muerte. Se especuló desde un suicidio, hasta un asesinato. Incluso se llegó a pensar que había muerto por una sobredosis de heroína (droga a la que no era adepto, especialmente por su fobia a las agujas). También existió la teoría de que Jim Morrison había fingido su muerte para alejarse de la fama que había creado y también de una orden de arresto que tenía.

Jim Morrison falleció a la edad de 27 años, uniéndose a la lista de músicos que murieron a esa edad como Janis Joplin, Kurt Cobain y Jimi Hendrix, y 46 años después sigue siendo un icono del rock and roll, además de que definió el estilo para futuros rockeros, quienes siempre regresan a él para rescatar su espíritu de rebeldía. “El Rey Lagarto” seguirá inspirando a su público por muchos años más. #JimMorrison #Música