1933 es un año importante para el Cine mexicano de Horror, porque además de "La Llorona" del cubano Ramón Peón, existe una película importante que lleva por título "Profanación", sin embargo, ¿cómo es que una film de horror puede plantear una representación del pasado?

Chano Urueta fué director, guionista, actor y productor en el cine mexicano. Nació en Cusihuaráchic, Chihuahua en 1904, logró figurar entre los directores prominentes en 1928 con su film "El destino". Para 1933 dirigió su primer largometraje sonoro titulado "Profanación", donde nos cuenta que un cacique azteca es enterrado con un collar de jade y que a su vez era una posesión de su amada.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, esta joya posee una maldición. Años más adelante, un anticuario vende aquella joya a un escritor de nombre Julio, no sin antes advertirle de la temible condenación. El escritor obsequia a su esposa Graciela la terrible pero preciosa joya, por otra parte, y hasta ese momento la feliz pareja vive con el hermano de Julio. Fernando, quien ha logrado convertirse en pianista gracias al apoyo e insistencia del primero. Debido a la maldición del collar, Fernando y Graciela se enamoran, pero durante el primer recital de él, éste cae muerto sobre el piano. En busca de pruebas de infidelidad, por parte de su esposa, Julio desentierra a su hermano Fernando y encuentra el collar.

Urueta buscó el horror en una maldición proveniente de un accesorio antiguo, es aquí donde encontramos la superstición y los miedos primitivos que acechan a los protagonistas.

Anuncios

Desde el inicio, podemos ver que este film cuenta una típica historia sobre un triángulo amoroso, pero al existir un elemento como el manejo de poderes incomprensibles para la ciencia y la sociedad moderna, el director evidencia a qué género cinematográfico pertenece "Profanación".

¿Cómo es que una película de horror puede plantear una representación del pasado?

"Profanación" es una muestra de cómo se fabrica el horror con el pasado antiguo, ubicando a los espectadores en una línea temporal perteneciente a los aztecas, elemento conocido para la población mexicana. Pero esto plantea una representación del pasado que es llevada al cine aprovechada por el director, lo cual indica que el cine horror o de cualquier otro género cinematográfico puede ayudar a observar cómo el cine nos ayuda a reflexionar sobre el pasado.

La representación de este pasado es un mérito en la película, porque al observar lo que se narra dentro del relato, es decir, la acción entre los personajes y otras situaciones que no tienen que ver con esa línea temporal remota, no va más allá de mostrarnos a los protagonistas pasando de un cuarto a otro.

Anuncios

Por otra parte, esta película está llena de intriga y misterio, sin embargo, se satura de toques melodramáticos. Rasgo aún insuperado no sólo por este tipo de cine, sino por casi todo el cine nacional de distintas décadas.

Un aspecto característico dentro de la trayectoria de este director es la hibridación de géneros; en los años siguientes y que con el boom del mundo de los luchadores, Urueta se encargó de darle a este género un toque horrorífico al mezclar ambos géneros. Un ejemplo de esto es Blue Demon, El Demonio Azul de 1964.

El film de Urueta, presenta ciertas similitudes con The mummy de Karl Freund, quien junto a Gottfried Huppertz hicieron la fotografía de Metrópolis en 1927. Un ejemplo de esto es el pensar que los egipcios, al igual que los aztecas podían manejar poderes ominosos e incompresibles para la ciencia y la civilización moderna, sin embargo, "Profanación" lo que hace es presentarnos aquellos aspectos sobrenaturales mezclados en la vida de ciertos individuos, al no presentar una figura arquetípica, es decir un monstruo, pero sí una terrible maldición que atormenta a los personajes.

El hecho de que no aparezca una figura arquetípica en pantalla, hace que el film de Freund sea distinto al de Urueta, porque no es un ser momificado lo que atormenta a los personajes, sino aquellos poderes tenebrosos ajenos a toda comprensión científica y racional, contenidos en ese collar de jade.

Urueta tuvo una larga trayectoria cinematográfica; este film fue su primer intento con el cual indagó en el género horror. En su obra fílmica se pueden encontrar películas de varios géneros como dramas, melodramas, comedia e incluso films del famoso cine de luchadores, como ya se mencionó.

Urueta siempre tuvo cierto interés por el cine de horror y fue hasta 1939 que realizó El signo de la muerte, donde un científico planea el regreso del pueblo azteca sacrificando doncellas que tengan una marca en la mano, signo que sólo es visible para un brujo, pero esta película es sólo una comedia con rasgos terroríficos.

Por último, sólo queda agradecer a todas las personas que llevan a cabo en su día a día un esfuerzo invaluable en los rescates cinematográficos, que le conciernen a un gran equipo de especialistas, historiadores, cinefotógrafos y laboratoristas e instituciones como: la Cineteca Nacional y la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México quienes hacen posible conocer más sobre el patrimonio fílmico mexicano.

#CINEMEXICANODEHORROR #cinedehorror #chanourueta