“Yo soy de San Luis Potosí, donde el águila paró y su estampa dibujó en el lienzo tricolor”, dice parte de la canción “Acuarela potosina” de Jorge Negrete, donde esboza algunas características del tunero estado, cuna de las enchiladas potosinas, las micheladas (creadas según la historia por Michel Ésper) y los tacos rojos –que en Guanajuato se conocen como enchiladas mineras-, así como escenario de edificios coloniales y parajes naturales que cada año atrae miles de visitantes.

Caminar por sus calles es un manjar para los sentidos. El centro histórico de San Luis Potosí tiene leyendas y hechos que vale la pena conocer con calma: se puede disfrutar una nieve, tepache o unas ricas papas Provi (con mucha salsa roja, limón, salsa inglesa y maggie) en algún jardín o plaza, probar la gastronomía en sus restaurantes y ser parte de las actividades culturales que a diario se llevan a cabo.

Anuncios
Anuncios

Una visita a los 7 barrios

Todo potosino sabe que parte de su herencia cultural radica en conocer los barrios que existen casi desde los orígenes de la ciudad. Los más antiguos son Santiago del Río y Tlaxcala, cuya creación data de 1600, Tequisquiapan (en cuyo jardín se venden los elotes más ricos de San Luis), San Miguelito, Montecillo, San Sebastián (fundado por otomíes) y San Juan de Guadalupe, al que se llega por uno de los corredores más largos de #México, con 3 kilómetros de extensión; ahí se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe.

Estas zonas son sólo una probadita de los muchos templos de la que fuera una de las ciudades más importantes del norte del país durante el siglo XVII, gracias a los yacimientos de plata y oro encontrados en el cercano municipio de San Pedro.

Anuncios

Tesoro arquitectónico

De estilo Barroco, Neoclásico y Churrigueresco son las construcciones en iglesias, mansiones, teatros y antiguos conventos que conservan los vestigios de un San Luis virreinal. Eso sí, característicos por el trabajo en cantera, cuya producción mantiene a muchas familias potosinas.

El centro también alberga mitos y leyendas en torno a la existencia de una red de túneles, que conectan edificios, iglesias y viejas casas, y que van más allá de la mancha urbana. Desde el punto de vista histórico no se les ha dado mucha importancia, aunque existen fotografías en internet como prueba de la realidad de estos túneles, cuyas versiones dicen que eran usados para transportar dinero y mineral, como criptas y sitios para ocultar los crímenes de la Iglesia.

Incluso algunos comerciantes aseguran que bajo sus locales hay accesos a dichas galerías. Realidad o mito, lo cierto es que suma mucho al atractivo de San Luis.

Parajes y pueblos fantasmas: Pueblos Mágicos potosinos

Real de Catorce y Xilitla son los Pueblos Mágicos que se suman a la lista de los más de 100 en el país.

Anuncios

El primero posee una increíble vista de la sierra antes de llegar al pueblo fantasma, lleno de vida los domingos, con puestos de comida y artesanías. El túnel de Ogarrio es parte de la ruta para ir a Real de Catorce, que se puede recorrer a pie, en caballo o auto, cuya travesía empapa del ambiente místico.

Eso sí, no importa la época del año, hay que cargar con chamarra, bufanda y hasta guantes, porque hace frío… Muuuchoo frío.

Xilitla está enclavado en la huasteca, área tropical que realza la belleza de sus parajes. Es municipio cafetalero, ¡no olvides llevar un costalito de este rico grano!

Además posee uno de los exconventos más antiguos de México, restaurantes con la cecina como platillo principal, tiendas de artesanías, calles impregnadas de olor a café, puestos de elotes y “marranadas” (elote rebanado y preparado con mayonesa, limón, chile y queso) y una plaza principal donde el huapango es protagonista en las calurosas tardes.

Por supuesto, El Castillo de Sir Edward James y las pozas también son parada obligada al visitar Xilitla. ¡Toda una aventura!

Hablar de San Luis es tener tema de conversación y lectura para rato. Cada construcción, municipio, leyenda, platillo y atractivo es digno de compartir... Y como orgullosa ciudadana, será un placer llevar al amable lector a descubrir en las letras e imágenes lo imperdible de mi bello Estado.

¡Viva San Luis Potosí! #turismo cultural #Cultura San Luis