Anuncios
Anuncios

Ubicado en la capital de #Brasil, la ciudad de Rio de Janeiro, reconocida como una maravilla del mundo, es una de las edificaciones más atractivas del país sudamericano y la principal atracción turística de la metrópoli carioca. Habiendo tres diferentes formas de subir, turistas nacionales e internacionales se adaptan a sus presupuestos y necesidades, para asistir a tan renombrado sitio.

Opciones de diversión

Para un aventurero nato, la opción, que además es la más económica de las tres, es la llamada trilha do parque da Tijuca. Comienza justamente en el Parque de Tijuca que se encuentra en la calle Jardim Botánico y es una escalada por un sendero de árboles de aproximadamente tres horas.

Anuncios

Si te atreves a completar este reto, se sugiere ir con ropa ligera, suficiente agua para mantenerse hidratado, así como repelente y bloqueador para evitar picaduras de insectos y quemaduras de sol. Además de una capacidad de asombro y observación para convivir con la flora y fauna, que habita en la zona.

La opción más popular quizá es la de subir en tren, en la cual también se entra en contacto con la naturaleza, pero sin el esfuerzo físico que la primera requiere. La estación para abordar se encuentra en la calle de Cosme Velho y el costo varía dependiendo de la temporada.

La tercera opción es subir por la carretera construida hasta la base del Cristo, ya sea en carro propio o por el servicio de Van que se ofrece con salida en distintos puntos de la ciudad. Cabe aclarar que el transporte público como camiones se acerca, pero se tiene que completar el recorrido a pie y se tiene que pagar el servicio de Van desde el primer filtro, hasta la entrada y que los taxis y servicios privados como Uber y Cabify son detenidos de igual forma en este primer filtro, donde también se encuentra una tienda de souvenirs y un espacio de restaurante y salón de eventos.

Anuncios

El costo de esta tercera opción igualmente varía en la temporada del año (recordemos que el verano en el hemisferio sur va desde Diciembre hasta Febrero, lo que es considerado temporada alta en Brasil) y va desde los 2 hasta los 14 dólares con auto propio o transporte público y de los 2 a los 48 dólares en el servicio de Van autorizado por el monumento con salidas en la playa de Copacabana, Paineiras, Barra de Tijuca y Largo de Machado.

Si eres de la nueva escuela, existen fotógrafos en el lugar para poder tener plasmado ese recuerdo en papel, aunque claro, ningún tipo de cámara es restringida. Aprovechar la vista de esta altura para fotografiar los alrededores es muy común.

La visita a este recinto - que también cuenta con una capilla en la base - es una aventura inigualable, aunque se tiene que planear con anticipación, ya que como consecuencia a esto es visitada por millones de personas cada año. Mi recomendación sería viajar en la tarde, ya que el sol no es tan intenso y el número de visitantes disminuye, pero hay que considerar el regreso,, ya que por seguridad de los visitantes el horario del Parque es restringido.

Anuncios

#Viajeros #MaravillaDelMundo