El pasado dos de agosto, el fotoperiodista mexicano Enrique Metinides ofreció una charla en El #Cinebar porque presentó la película basada en su vida, El Hombre que vio demasiado. Al evento asistieron cerca de 50 personas, quienes se nutrieron con las historias de El Niño.

#Metinides llegó muy puntual. Platicó sobre sus inicios como fotoperiodista, explicó que sus padres nacieron en Grecia pero por las guerras decidieron quedarse en México. Su amor a la foto nació porque su familia tenía un negocio de cámaras, para él era normal jugar con ellas.

Su hermana era dueña de un #Cine, por tal motivo "entraba gratis" y uno de sus hobbies era fotografiar las películas de gángsters.

Anuncios
Anuncios

Posteriormente conoció a personas que trabajaban en la Procuraduría y lo invitaban a que retratara lo que ocurría día con día.

"Cuando iba a la secundaria yo llevaba los periódicos con mis fotos impresas y los maestros se emocionaban", explicó. Dijo que la mayoría de sus fotos eran publicadas porque debido a su pequeña estatura podía meterse hasta donde los reporteros no cabían.

"Los bomberos me cargaban en los hombros para que pudiera hacer mi toma", narró. Los asistentes disfrutaron de la charla por más de una hora, felices porque conocieron a su ídolo.