El Díptico de Marilyn es una de las obras más reconocidas en las que el rostro de Marilyn Monroe es el protagonista absoluto. Se trata de una serigrafía formada por 50 imágenes de la actriz, realizada por el artista Andy Warhol usando una fotografía publicitaria de la película Niagara (1953). Es considerada una de las piezas más importantes del arte moderno y puede ser vista en el museo Tate de Londres.

Pero esta no es la única, aunque sí una de las más importantes, celebraciones del legado y figura de Monroe. La cantante Madonna, durante su gira "Blonde Ambition" (Ambición rubia, por su significado en español), también usó el estilo e iconografía de la actriz como inspiración.

Anuncios
Anuncios

Asimismo, cantantes y actrices como Miley Cyrus o Lindsay Lohan (quien recreó la última sesión de fotografías de la actriz, así como las famosas imágenes en las que Monroe apareció posando totalmente desnuda). La película "Mi semana con Marilyn" (2011), protagonizada por la actriz Michelle Williams, está basada en el libro del mismo nombre escrito por Colin Clark y basado en su propia experiencia junto a la actriz.

Otras manifestaciones del amor e inspiración que despierta la actriz han sido el film "Marilyn" (2012) del artista de origen argelino, Philipe Parreno, en el que aparece la actriz sentada en un escritorio escribiendo una carta. Parreno creó robots que recrearon la voz y el estilo de escritura de Monroe.

#55 años de la muerte de Marilyn Monroe #Díptico de Marilyn de Andy Warhol #Marilyn de Philippe Parreno