Anuncios
Anuncios

El poeta andaluz Juan Ramón Jiménez a principios de la década de los cuarenta del siglo XX, entabló una polémica cultural con el escritor mexicano José Revueltas en torno a la condición de la poesía indígena de Pablo Neruda y Rubén Darío.

La polémica con José Revueltas

El Premio Nobel de #literatura, Juan Ramón Jiménez (Huelva, 1881-Puerto Rico, 1958), [1] fue en 1943 el primer gran polemista y crítico público de José Revueltas (Durango, 1914-Ciudad de México 1976), a raíz que en las páginas de El Popular, [2] el mexicano defendiera la integridad literaria de Pablo Neruda (Parral, Chile 1904-Santiago de Chile 1973), a quien el andaluz calificara como “gran mal poeta” en su libro América Sombría, a lo que José Revueltas, respondería el 13 de marzo de 1942 que “Neruda es un gran fragmento de América… Porque América es unos pasos, es una voz, es un viento que quiere expresarse, tocando cosas universales, dolores antiguos que la civilización terrible e inhumana ha olvidado.” [3]

Pablo Neruda y Rubén Darío, ¿poesía indígena?

Juan Ramón Jiménez, era en aquél entonces un escritor consagrado en la #Cultura española desde 1914, gracias a la publicación de su narrativa en torno a la vida y a la muerte, expresada proverbialmente en Platero y yo. Con este campo de recepción cultural, a principios de la década de los cuarenta del siglo XX, acusa a Pablo Neruda de sostener un “indigenismo artificial americano,” ya que a decir del andaluz, el poeta chileno “no fue siempre lo indígena que ahora pretende ser,” ya que su indigenismo fue “aprendido en una experiencia internacional viajera.” [4] De esta manera, para que el poeta se afirme como indígena, a decir del español, es necesario que el poeta tenga cuna indígena.

Anuncios

Aún más, el escritor andaluz califica la escritura de Pablo Neruda como “grasa amorfa elefantiásica,” ya que a diferencia de la poesía de Rubén Darío (Matagalpa, Nicaragua 1867-León, Nicaragua 1916), las letras del nicaragüense sí reflejan la naturaleza estética y artística del indio de América, una vanguardia que dejó una impronta en la poética de los escritores españoles de la generación de Juan Ramón Jiménez: “influyó tanto en nosotros, los un día jóvenes modernistas españoles, que no podíamos renovarnos por lo indígena del gran nicaragüense, porque en eso no lo sentíamos cercano.” [5] Rubén Darío fue criticado por muchos escritores en América, entre ellos Pablo Neruda por su posicionamiento abiertamente Europeo y escritores como José Revueltas, señalaron públicamente que Darío fue un “americano a medias,” porque mientras el nicaragüense “tenía una vida y una pasión americanas, su poesía no lo era.”[6]

José Ramón Jiménez, carta a José Revueltas

Juan Ramón Jiménez tardó siete meses en responder a José Revueltas, hasta que hizo pública su declaración mediante una epístola aparecida en Letras de México [7] el 15 de octubre de 1943.

Anuncios

El autor de Platero y yo concluye su carta a José Revueltas afirmando que “un civilizado no puede ser “ya” indígena, pero un indígena puede ser siempre civilizado.” [8] Revueltas no respondió a la crítica del andaluz, quizá por no opacar el entorno cultural al Premio Nacional de Literatura que en ese mismo año le fue otorgado por su narrativa en El luto humano. Una crítica que viene desde Europa reconociendo la grandeza del #Arte americano y poniendo énfasis en una problemática vagamente condensada entre los intelectuales de América hacia la primera mitad del siglo XX, la cuestión estética del arte indígena, tristemente el posicionamiento de Ramón Jiménez en torno a la poesía indígena de Rubén Darío y Pablo Neruda no ha sido valorado plenamente en nuestros días.

Mis recomendaciones de la semana.

Exclusiva: Reflexiones sobre el fotoperiodismo, según Enrique Metinides,” de Mitzi Mariana Vera Camacho.

Fausto, joya de la literatura universal, escrita por Goethe versión MX,” de Helios González.

Anuncios

129 años de Ramón López Velarde, poeta del nacionalismo mexicano,” de Julio Solís.

Notas

[1] En 1956 la Academia Sueca otorga a Juan Ramón Jiménez el Nobel de Literatura "por su poesía lírica, que en lengua española constituye un ejemplo de gran espíritu y pureza artística."

[2] Diario mexicano fundado en 1938 por Vicente Lombardo Toledano bajo encargo de la [C]onfederación de [T]rabajadores de [M]éxico, que perduró hasta 1945.

[3] José Revueltas. “Un juicio de Juan Ramón Jiménez: América sombría,” en El Popular, 13 de marzo de 1942, pp. 5-6. El ensayo también apareció en Repertorio Americano, 937, San José de Costa Rica, 9 may. 1942, p. 140.

[4] Juan Ramón Jiménez, “América sombría,” Letras de México, 10, 15 oct, 1943, pp. 5, 9; Apareció también publicado como “Epistolario mexicano. Carta a José Revueltas,” en Gaceta del Fondo de Cultura Económica, 121, ene, 1981, p. 19.

[5] Juan Ramón Jiménez, Op. cit. P. 9.

[6] José Revueltas, Op. cit. P. 6.

[7] Letras de México, fue una revista cultural creada por Octavio G. Barreda en 1937 y que circuló en México hasta 1947.

[8] Énfasis del autor.