Anuncios
Anuncios
2

En Tailandia se localiza la provincia de Nong Khai, donde ocurre el fenómeno de las bolas de fuego de Naga o también conocidas como luces del río Mekong, son formas brillantes, circulares y de color rojizo, que emergen de las profundidades del agua y lentamente flotan algunos metros hasta desaparecer en el cielo, pueden ser tan pequeñas como una pelota de béisbol o tan grandes como un balón de baloncesto.

Su aparición es objeto de controversia, debido a que curiosamente coincide con eventos que ocurren en el mismo día, como el fin del Vassa o cuaresma budista, los días de luna llena y el festival budista de lent.

Awk Wan Pansa: El día de retirarse de las lluvias

En el mes de octubre se celebra el Awk Wan Pansa, festival que anualmente despierta curiosidad en miles de turistas y pobladores tailandeses, algunos se reúnen sentados en la orilla del río Mekong como en un picnic, otros zarpan en botes y se adentran para presenciar la culminación de las luces del río.

Anuncios

Para rendir tributo a los espíritus Naga, al levantar anclas, algunos botes van cargados con ofrendas, similares a las que rinden tributo a los difuntos en México [VIDEO]. Además incluyen, dulces de arroz glutinoso envueltos en hojas de plátano, flores y velas en sus decoraciones exteriores. Al mismo tiempo varias personas lanzan pequeños globos aerostáticos, simulando linternas alrededor de la noche de luna llena.

Origen mitológico

Muchos lugareños afirman que la respuesta radica en una deidad: la serpiente Naga o Payanak. La #Cultura popular propone que este reptil arroja bolas incandescentes para saludar a Buda, quien visita la tierra cuando finaliza el Vassa.

La mayoría de los pobladores coinciden en la autenticidad de este suceso, argumentan que de ser ficticio, ya existiría una explicación científica concreta que lo desmintiera, sin embargo, ocurre exactamente en el mismo día; independientemente de las condiciones atmosféricas presentes.

Anuncios

Teoría científica

En 2003, un equipo de investigadores del ministerio de ciencia y tecnología de Tailandia mediante una #Investigación Científica, indicó que esta manifestación es producto de la ignición de gases de nitrógeno y metano procedentes de bacterias en el fondo del río.

Dichos gases se inflaman cuando entran en contacto con el oxígeno, en condiciones muy específicas de temperatura y humedad, hasta subir a la superficie en forma de bolas rojizas; esto según el informe del ministerio.

La realidad en la actualidad

Dado que es muy poco probable que las mismas condiciones ocurran todos los años en las mismas fechas, esta teoría no termina de convencer a la mayoría de los expertos.

Durante siglos este fenómeno ha comprobado que bases científicas y avances biotecnológicos en Tailandia, no han sido suficientes...por lo visto en la espiritualidad radica la respuesta más certera.