Anuncios
Anuncios

Para quienes celebren el Día de Muertos [VIDEO] o el Halloween [VIDEO] (o ambas) se ha vuelto una importante tradición ver películas de terror en esta temporada. Ya sean películas de monstruos, hombres lobos, fantasmas o #vampiros. Ver cintas afines a estos festejos se ha vuelto tan común como los clásicos cristianos de Semana Santa, como Ben-Hur o Los Diez mandamientos.

De esta forma, sería bueno recordar algunos clásicos del terror; y para empezar esta serie de artículos dedicados a estas películas, comenzaremos con algunas de ellas que son casi indispensables: las de vampiros.

Drácula (Tod Browning, 1931)

Quizá uno de los clásicos más representativos de las películas de vampiros es Drácula, interpretado por Béla Lugosi; mismo actor que interpretaría al famoso Conde en numerosas películas dejándonos una amplia y bien reconocida imagen del vampiro chupasangre.

Anuncios

Claro que existen muchas otras versiones también famosas, como las interpretadas por Christopher Lee o la dirigida por Francis Ford Coppola en 1992.

Noche de miedo (Tom Holland, 1986)

Esta película tal vez será recordada mayormente por quienes fueron jóvenes en los ochenta. Su trama se centra en un misterioso vecino de origen vampirezco que empieza a causar problemas en la vecindad. Esta cinta tiene una versión moderna dirigida por Craig Gillespie y protagonizado por Colin farrell, además, escrita por el mismo guionista de la versión original.

Lost Boys (Joel Schumacher, 1987)

Casi en la misma línea que Noche de miedo, una familia busca mudarse a una ciudad para tener una nueva vida, todo parecerá normal hasta que se topan con un grupo de vándalos-vampiros adolescentes. Esta película es una de las más recordadas de su director antes de los descalabros que traería a su carrera gracias a Batman.

Anuncios

Nosferatu (Friedrich Wilhelm Murnau, 1922)

De las películas de la lista, esta es la más vieja y quizá más sofisticada de la lista. Es conocida sobre todo por su argumento similar al de Drácula, esto se debe gracias a problemas con los derechos de la obra de Bram Stoker para su adaptación, lo que llevó a su director (F. W. Murnau) a escribir su propia versión. No obstante las enormes similitudes, la historia del conde Orlok brilla por sí misma, lo que la llevó a ser uno de los grandes clásicos del cine mundial.

En futuras listas se dedicará un espacio a las posesiones demoníacas, hombres lobo, muertos vivientes, monstruos y a los clásicos modernos. #Halloween #Díademuertos