Anuncios
Anuncios

La historia

Cada día 1 y 2 de noviembre se celebra en #México el ##Díademuertos, el cual es considerado patrimonio inmaterial de la humanidad de la UNESCO.

A pesar de ser una tradición ancestral, cada región y lugar recóndito del país, tiene una forma diferente de festejarla, es por ello su riqueza visual y cultural.

Los orígenes de la tradición del #DíadeMuertos proviene desde los tiempos prehispánicos en donde se tenía la fiel creencia de que al morir, los difuntos se iriían al reino de los muertos denominado Mictlán.

Entre nuestros antepasados, el acto de morir era un momento sagrado y de honor, de ahí que las antiguas ceremonias de sacrificios a los dioses, hayan sido muy alarmantes para los recien llegados españoles.

Anuncios

Para los aztecas el morir era sinónimo de orgullo y festejaban la muerte más que llorar por la partida de uno de ellos. El miedo a la muerte y a sus consecuencias, se instaló con la llegada de los españoles y la introducción que hicieron del cristianismo.

A los muertos se les acompañaba en el viaje con el perro mexicano, Xoloitzcuintle así como de sus prendas más elegantes e importantes que haya tenido en vida.

Con la llegada y posterior conquista de los españoles, en México se introduce con el cristianismo la idea del temor a la muerte y el pecado, en caso de tener un mal comportamiento, es decir algo que era una festividad de festejo, celebración y orgullo, la evangelización lo convirtió en malo y temeroso, haciendo con ello una mezcla de creencias.

La tradición

Afortunadamente en nuestro país, el #DíadeMuertos sigue siendo una celebración que resiste los embates de la modernidad y se resiste a “morir”.

Cada generación de abuelos y padres, así como en las escuelas, se encargan de fomentar en los niños y jóvenes, el gusto por crear un altar de muertos que sirva para recordar a nuestros seres queridos que se adelantaron hacia el reino de los muertos.

De entre las sombras y penumbras de la noche ya sea en el cementerio, frente a la tumba o en la sala del hogar, el altar de muertos es ese pequeño homenaje que todos hacemos a nuestros difuntos.

Anuncios

El día uno regresan los niños que murieron llenos de energía e ilusiones, las cuales se vieron frustradas por el repentino cambio de camino a la luz eterna.

El día dos regresan los adultos mayores, ellos a quienes por circunstancias de la vida tuvieron que irse antes que nosotros.

Cualquiera que sea nuestro recuerdo, el altar les ofrece los cuatros elementos de la vida, tierra, aire, fuego y agua.

Papel picado realizado en fino papel de china con colores alegres y llamativos como naranja, verde, morado e inclusive el blanco y el negro, conforman el mantel de la finas viandas.

Flores de Cempasúchil (flor de veinte pétalos) así como la comida y bebida preferida de los difuntos, conforman la mesa más rica y placentera que se dispone en todo el año.

Cada quien recibe a sus muertos como quiere ya que es una fiesta en su honor con veladoras, un plato de sal, un vaso de agua, un caballito de tequila o bien una cerveza bien fría, que harán la dicha de las almas que regresan para recordar esos bellos momentos que tuvieron durante la vida.

Anuncios

La competencia

Aunque hay muchas personas que prefieren celebrar el Halloween, afortunadamente la celebración del #DíadeMuertos ha sido dada a conocer a nivel mundial con películas como Spectre de James Bond o ahora Coco de Disney-Pixar logrando con ello su preservación.

A nosotros nos corresponde recordar que este día era una festividad y no un motivo de tristeza o sufrimiento como todavía nos lo quieren hacer creer.

Vivamos con alegría este día y esperemos la llegada de nuestros fieles difuntos.