Anuncios
Anuncios

Jazz [VIDEO], amor y arte. De ahí el pseudónimo que adoptó el artista visual y saxofonista Javier Vázquez, quien el próximo 25 de noviembre presentará el libro '#La soledad del pintor', en el Museo de Arte Moderno a las 12:30 horas. En una entrevista [VIDEO] para Blasting News México se sinceró y expuso los detalles sobre el material.

Soledad en compañía

Al entrar al estudio del artista, ubicado en la colonia San Pedro de los Pinos, se observan esculturas de "su fetiche", como describe al saxofón. "Dentro de esa historia de los objetos, libros que te llevarías a la isla y no se qué, pues seguramente estaría ese instrumento.

Anuncios

Se me hace como objeto, algo sensual. Siempre les digo a mis amigos que se compren uno aunque no lo toquen, es una maravillosa compañía. Es una obsesión.

Quería yo ser distinto y me costó trabajo porque nunca me sentí de los más talentosos. A pesar de que mi papá me había enseñado a pintar. La música y el sax siempre fueron aliados... Imaginarme cómo serían los sonidos visuales... es lo que trato de hacer".

Así como las historias de John Coltrane con su esposa pianista (Alice McLeod), quienes se apoyaban el uno al otro, #Jazzamoart reconoce que su mujer, Nora, siempre ha estado con él y es una de las personas que lo ayudaron cuando nadie conocía sus obras.

"Hasta que entré a San Carlos vi que el arte era otra cosa. No sabía nada de vanguardia y pensaba que pintar bien era reproducir la naturaleza tal cual, en ese sentido solo sabía que quería ser pintor.

Anuncios

Llegó un momento en que la vida era difícil y no se podía vivir del arte... Ya tenía hijos y estaba casado entonces Nora daba clases de inglés. Me dijo que le echáramos ganas y que lo íbamos a lograr, así hasta el 87 que ya vivimos de Jazzamoart".

-Por lo que platica siempre estuvo en compañía de sus seres queridos, ¿por qué la palabra soledad en el título del libro?

"Es un análisis filosófico existencial muy profundo: desde niño me he sentido solo. Este... eso no quiere decir infeliz; con mis papás, abuelos, hermanos habían momentos difíciles porque mi papá era un personaje extraordinario pero problemático porque era alcohólico y feroz. Desde la infancia tuve los miedos a lo desconocido como el hombre primitivo que se asustaba con los truenos.

Puedes estar en una familia numerosa pero de repente te vas a tu cuarto y si no duermes con alguno de tus hermanos o con tu abuelito porque te contaba cuentos; pero siempre estamos solos con las ideas. Solo con tu soledad. Es un estado de meditación".

Anuncios

-Ríe-

El concepto

"Estás tú contra tu destino, que son las cuatro paredes de tu estudio. Ves pasar mucho tiempo de tu vida y al final sí piensas en soledad porque los hijos están un rato, los nietos un breve lapso. La portada del libro es un pintor solo".

-¿Define el libro como algo conceptual?

"Puede haber confusiones porque se puede creer que el arte conceptual no tiene que ver con la pintura. Sino más bien con las ideas. Mi propuesta es estética pero también de filosofía y de concepto. Contra lo que se piensa, yo creo que la pintura también tiene concepto".

Jazzamoart piensa a veces los críticos descalifican la pintura, por eso en ese sentido el libro evidentemente es concepto. Medita que detrás de esas hojas hay mucho trabajo.

"Empezando por mi esposa y mi hijo Jazzamoart, igual que los otros que se han hecho. Ellos están en el proyecto y como digo en plan de broma: yo nomás puse la obra".

-Ya fue expuesto y expuesto en México y el mundo, ¿Qué espera Jazzamoart en este momento de su carrera?

"Seguir viviendo de lo que me gusta... No ps, a mí me gustaría vivir unos 150 años para hacer todo lo que quiero. De momento seguiré hasta que se acabe el cuento".

El artista se despide porque tiene una cita con su amada. Sale por esas paredes que son cómplices de su soledad en compañía, no sin antes reconocer que algo que le fascinaría hacer pronto es asistir a un concierto del tenorista Sonny Rollins.

Edición: Tadeo Alvarado