Anuncios
Anuncios

Esta semana ocurrieron dos sucesos importantes: la revelación de varios documentos que dan a conocer los gustos cinematográficos y de entretenimiento del líder abatido de Al Qaeda, Osama bin Laden; y la final de la Serie Mundial [VIDEO] entre los Astros de Houston y los Dodgers de Los Ángeles.

Para muchos, ambos eventos podrían no tener relación entre sí; sin embargo, resulta que los dos acontecimientos revelan un hecho en común: que no importa si eres terrorista, o líder político de izquierda de América Latina, la oferta de entretenimiento de #Estados Unidos es universal y a todos encanta.

El béisbol es el deporte favorito de los “antiyanquis” por naturaleza

Pero… ¿Qué tiene que ver un líder político latinoamericano de “izquierda” en todo esto? Pues que por lo general son aficionados al béisbol, pero aborrecen al “imperialismo yanqui”, lo cual podría denotar al menos una incongruencia en su discurso…

Por ejemplo, el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador es apasionado del deporte del bate y los strikes, y ha declarado tener como equipo favorito a los Cardenales de San Luis; sin embargo, en esta #Serie Mundial apoyaba a los Dodgers.

Anuncios

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, es fanático del mismo deporte, e incluso el pasado 23 de abril publicó en sus redes sociales un vídeo en el que se le ve jugando béisbol con Diosdado Cabello. El mandatario fue criticado, porque mientras él se divertía, su país atravesaba una severa crisis económica.

A su vez, el antecesor de Maduro, Hugo Chávez, siempre tuvo el sueño de jugar en las grandes ligas venezolanas, y a los 17 años ingresó a la Academia Militar con el fin de utilizar la institución como trampolín para ser beisbolista profesional; en cambio se convirtió en líder político y luego en presidente.

En Cuba las cosas no fueron muy diferentes, y es que Fidel Castro era un apasionado del béisbol. Cuenta la historia que en sus años de estudiante jugaba el rol de pitcher, y ya estando en el poder nunca escondió su afición por dicho deporte.

Anuncios

Así es como cuatro de líderes políticos latinoamericanos son la muestra de que el odio por el “imperialismo yanqui” es directamente proporcional al amor que se siente por uno de sus deportes más populares: el béisbol.

Uno de los terroristas más temidos se entretenía viendo Cars

En lo que respecta a Osama bin Laden, está claro que ni siendo terrorista se puede escapar de la cultura de entretenimiento estadounidense, pues entre sus pertenencias --confiscadas cuando fue abatido en su casa en Abbottabad, Pakistán, el 2 de mayo de 2011-- se encontró una computadora con los videojuegos de Final Fantasy VII y Mario Bros, además de las películas Resident Evil, Batman, La era de hielo, Hormigas, Cars y Chicken Little.

No cabe duda de que todo lo que emerge de Estados Unidos tiene un alcance universal inconcebible y del que casi nadie puede escapar, y la muestra de ello son Chávez, Maduro, Castro, López Obrador y bin Laden#AMLO