Anuncios
Anuncios

Era sábado 28 de octubre, el sol estaba a todo su esplendor y el desfile de las ofrendas movibles estaba a punto de arrancar. Millones de mexicanos se encontraban en el Paseo de la Reforma [VIDEO] esperando el magno evento en el cual niños de todas las edades estaban desde horas antes aguantando el inmenso calor que se sentía en la Ciudad [VIDEO], unos que otros desesperados y entre estos los clásicos niños berrinchudos que se tiraban al suelo y pataleaban pidiendo irse del lugar porque ya se habían aburrido.

De igual manera en el lugar se encontraban desde jóvenes hasta personas de la tercera edad los cuales con toda la actitud se hallaban entre las vallas apartando buen lugar esperando a que diera comienzo, eso sí con sus botanas (chetos, raspados, refrescos etc.) a un lado por si daba hambre.

Anuncios

A las esquinas de las calles estaban cientos de personas con un letrero improvisado de cartón que decía “te maquillo” por una cierta cantidad de dinero. Estos llevaban desde sus catálogos (en el cual podías escoger de que te querías maquillar), así como sus pinturas y porque no sus banquitos de plástico, dando una vista de salón de belleza.

Entre tanta gente no podían faltar los famosos vendedores ambulantes los cuales ofrecían desde chicharrones hasta ropa hecha a mano, a unos minutos de que diera comienzo el más esperado evento los mexicanos cada vez eran más hasta llegar a un punto donde ni una alma cabía.

De igual manera a una esquina de la salida del desfile se encontraba la sección de prensa la cual se distinguían por sus gafetes que anteriormente habían adquirido, al igual que su vestimenta sin dejar a un lado las espectaculares cámaras tanto de video como de fotografía.

Anuncios

Eran las cuatro de la tarde en punto cuando dieron arranque las esperadas ofrendas movibles comenzando con un reconocimiento de un puño adornado de cascos por los maravillosos rescatistas quienes salvaron cientos de vidas en aquel terremoto del pasado 19 de septiembre del presente año.

Posteriormente a comparación del año pasado y como su nombre lo dice carros alegóricos iban adornados con cientos de flores de cempasúchil los cuales aromatizaban el lugar, caracterizando la tradición de #Día de muertos, entre estos cientos de voluntarios quienes durante el recorrido que iba de la estela de luz hasta la plancha del Zócalo capitalino iban bailando y contagiando a los espectadores con sus gritos y palabras de aliento.

Con la información de Fer Barajas #CDMX