El Estado de Guerrero, desde tiempos muy remotos, ha tenido que enfrentar la poca o nula atención de los gobiernos de distintos tipos que han ejercido el poder en este país.

Se sabe poco de su pasado histórico, lo único que se sabe es que en el periodo prehispánico estuvo habitado por grupos indígenas yopes, de los cuales no se sabe mucho, debido a las pocas investigaciones efectuadas al respecto.

Posteriormente, en la etapa virreinal, sus puertos y ciudades tuvieron poca trascendencia en el devenir socio - económico de la Nueva España, con excepción de Taxco, que por ser una ciudad minera, tuvo mayor importancia que el resto de las poblaciones.

En el siglo XIX, con la guerra de independencia, la entidad cobra cierta relevancia, aportando entre las filas insurgentes a muchos de sus caudillos, entre otros, Vicente Guerrero, importante general de la causa, originario de estas tierras y que dio su nombre al Estado.

Una vez consumada la Independencia, el Estado vuelve a quedar aislado y marginado de la vida pública y política, lejos de los polos productivos del centro del país.

Es a mediados del siglo XX, cuando la entidad comienza a tomar importancia, debido a la actividad turística, que comienza a manifestarse en los años cuarenta y cincuenta, teniendo al Puerto de Acapulco como su principal destino. Sin embargo, el Estado seguía hundido en condiciones de extrema pobreza y desigualdad.

Por desgracia, actualmente, la inversión en infraestructura no es muy regular, pues se carece de servicios urbanos básicos, sus carreteras (a excepción de la autopista del sol) no están en buenas condiciones, sus aeropuertos no son muy grandes, y sus instalaciones portuarias no reciben embarcaciones de gran calado.

Sería interesante que los gobiernos local y federal, plantearan mejores políticas sociales que permitan generar mejores alternativas laborales, no sólo en los centros turísticos, sino también en el resto de las poblaciones.

Los conflictos suscitados en Ayotzinapa, son una muestra de que las protestas se manifiestan por la falta de atención y justicia social.

Ojalá, las autoridades presten mayor atención al clamor popular y sean capaces de diversificar la economía del Estado. #Política Guerrero