Ciertamente la controvertida película sobre la primera parte de la trilogía de las "50 sombras" está arrasando con el público... pero ¿por qué? La pregunta contiene la clave: el trasfondo psicológico tras la relación de Ana y Christian Grey. 

Dime cómo te portas, sabré lo que te falta 

Ana. Insegura, de baja autoestima, desaliñada, ingenua, tiende a ser dominada por personas de carácter más fuerte, es notorio que ha sido cortejada por hombres "comunes", atractivos y sin grandes complicaciones, sin sentir  atracción  por ellos, pero en cuanto conoce a Christian, la pasión por él la arrasa.

Es impulsiva, al menos al iniciar su vida íntima con el magnate y al aceptar una relación basada en el sadomasoquismo. También llama la atención su intenso deseo sexual. 

Según el análisis de una personalidad así, por la psicóloga  Shanon Etridge, la motivación de Anastasia comienza con una niñez con profunda carencia de figura paterna: su gran anhelo de encontrar a su padre y el amor masculino que empieza con la relación con el padre durante la niñez, se proyecta en el deseo por el sexo, mismo que a su vez sustituye la intimidad sana y emocional con las personas, la cual ella no ha logrado, por eso se refugia en esta salida falsa. Su relación con la madre al parecer tampoco fue muy cercana, así que está convencida de que, al no recibir la atención que necesita, es porque no lo merece y por consiguiente no es una buena persona.

Ana no es masoquista, pero al no considerarse digna de atención, acepta una relación de menosprecio, subyugación, castigos físicos y crueldad hacia su persona, con tal de ser "amada" por su pareja. Otro punto interesante, ella cae en el engaño de que su amado mejorará y que ella, con su amor, tiene la llave para "salvarlo" y para que logren al fin, una relación constructiva (como muchas mujeres mujeres sumisas que de este modo inconsciente buscan poseer algo de control).

El detalle es que, tratándose de las decisiones de otras personas, y en el papel de subyugada que desempeña, ella no podrá tener el tan anhelado control. 

Christian. Hijo de una prostituta adicta, es maltratado y descuidado hasta los 4 años de edad, idealizando a la mujer de su vida como fría. distante y peligrosa. Cuando muere su madre es adoptado por una pareja pudiente, pero su cerebro trata de sanarse a sí mismo por medio del control absoluto de su mujer en turno.

Todo el trauma vivido durante los momentos cruciales de su infancia, detona cuando cae en el abuso de una mujer sádica mucho mayor que él, y siendo un adolescente, lo inicia como "sumiso" (masoquista) en una torcida relación. Cuando Christian busca otras compañeras, lo hará en el papel de "amo" que domina a sus "sumisas", tratando de sanar en esas áreas en las que fue tan herido: amor y sexo. Sin embargo, sus acciones no solucionan el problema, sino que tienden a hacerlo mayor.   

Tal parece que Christian Grey es incapaz de amar a una mujer o al menos de hacerlo normalmente;en la vida real,  tarde o temprano los maltratos suben de tono, de modo que en algún momento de la relación el agresor pierde el control y acaba dañando seriamente, o matando a su víctima.

Christian, sería, en la vida real, un asesino en potencia y un prospecto a feminicida, peligroso para la sociedad y para sí mismo. Es comprensible la gran carga emocional que soporta, pero nada aceptables sus maneras de llenar su vacío y aliviar su desconsuelo.

Si te sientes atraída(o) por aspectos de esta novela, conviene analizar el problema que origina esta atracción y cómo solucionarlo. #Cine #Psicología