En una gira en la que se proponen visitar por lo menos 43 ciudades norteamericanas, una representación de los padres y familiares de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa pretenden reunirse durante su gira estimada en un mes de duración con Amnistía Internacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, todo esto en busca del apoyo que el #Gobierno mexicano sienten no les ha brindado.

"Vamos a buscar la intervención de organismos internacionales que puedan revisar el expediente, dar recomendaciones y participar en la investigación", dijo en entrevista Omar Garcia, compañero de los normalistas desaparecidos y que logró escapar de la policía aquella noche del 26 de septiembre de 2014; de acuerdo a Garcia para los padres de los 43 jóvenes, sus hijos "están desaparecidos".

Agregó Garcia que el gobierno mexicano ha demostrado "un interés político por cerrar ya el caso, darle un carpetazo", dejando sin respuestas a los padres de sus compañeros.

Este día y en referencia con estos hechos una vez más el exmandatario Vicente Fox hace declaraciones que no hacen otra cosa que mostrar insensibilidad y poco tacto al señalar que todo esto no puede continuar porque aun y cuando se trató de una tragedia, los padres de los estudiantes "no pueden vivir eternamente con ese problema" porque la vida tiene que seguir.

Continuando con su alocución agregó: "A los padres de familia, un mensaje de un padre de familia: no pueden vivir eternamente con ese problema en su cabeza, la vida sigue adelante. Qué bueno que quieren tanto a sus hijos, qué bueno que los extrañen y los lloren tanto, pero ya tienen que aceptar la realidad. El país tiene que seguir caminando y ellos también con el resto de su familia",

Las siempre oportunas declaraciones de Fox sugieren una velada intención por distraer las criticas y desviar la opinion publica de los mexicanos en medio de una tormenta de acontecimientos que el gobierno busca minimizar como en el reciente caso Aristegui en el que la secretaría de gobernación declara que los hechos son un problema entre particulares, pretendiendo deslindarse de los mismos.