Que si estoy molesta, sí que lo estoy. El presidente de México, Enrique Peña Nieto y su H. familia ha visitado Londres que para cerrar acuerdos y no sé qué más… la verdad ni me interesa a qué fue. Después de tantas mentiras cualquier cosa que digan sobre la visita no sé si sea real o no.

Lo que sí sé es lo que hicieron y cómo su cinismo ha llegado a tal punto que ahora ni disimuladamente ocultan sus fanfarronadas, sus gastos estrepitosos y su buena vida; mientras en México estamos peor que nunca, con una violencia antes sólo imaginable en Colombia o en los países con guerra; con pobreza y falta de trabajo casi comparable con Haití… y con exuberancias sólo vistas en la realeza.

Han dado la vuelta al mundo las imágenes de la familia real mexicana, perdón, de la familia presidencial mexicana, sonriendo, felices de codearse con los de a deveras, paseando en carrozas doradas, cenando en el Palacio de Buckingham y enfundados en unas ropas que sólo es capaz de usar la esposa de George Clooney o, claro! Sofía Castro, hija de la primera dama, no así del presidente… pero bueno, si fueron 200 amigos a acompañarlos a su viajectito, qué podemos esperar de la niñita Jr.

Y como nadie de los mexicanos queremos que nuestra H. actriz de 13 telenovelas y primera dama se vista como doña Nilda Patricia, esposa de Ernesto Cedillo o como Margarita Zavala con ropas chiapanecas, y ella lo sabe! (porque supongo que vestirse tan bien es porque conoce la importancia de dar una imagen más sofisticada a sus queridos mexicanos preocupados porque luzca hermosa) entonces se tira encima algo así como el sueldo de un año de alguien a quien le va muy bien en México, o lo que es lo mismo, se enfunda en un carísimo vestido de rojo de Valentino de 3 mil 300 dólares, unos 50 mil 820 pesos (muy bonito, muy elegante, pero sin una manga… qué no sabrá que para la realeza eso es una falta de respeto?... no pues nadie se lo dijo).

Pero como no fue su único evento y tenía que verse a la altura de la Realeza, en total, según publicó el diario Reforma, Angélica Rivera gastó unos siete mil 800 dólares (más de 120 mil pesos) en vestidos para actos protocolarios; pero como su outfit debe ser completo y en todo momento elegante, Angélica Rivera presumió, al descender del avión presidencial, un bolso Gucci de 7 mil dólares (108 mil 569 pesos al tipo de cambio del día).

Pero si esto indignó y mucho, lo que indignó aún más fue ver circulando una fotografía del vestido que usó su hija, la también actriz Sofía Castro, quien aparece sonriente, en una plaza en Londres con un vestido Dolce & Gabbana que resultó ser más caro que el que usó su mamá en la cena de gala con la realeza británica. El vestido tiene un costo de siete mil 274 dólares, 114 mil 363 pesos al tipo de cambio de hoy, y si tomamos en cuenta que la chavita ni siquiera tenía a nada que ir al viaje… la cosa es aún peor, la burla más grade, y la rabia incontrolable.

Y como vestirse lindo no es suficiente y también hay que ponerse guapa, muy guapa, las mujeres del presidente se llevaron al maquillista de la farándula Víctor Guadarrama (ahora se quedó Alfonso Waithsman por andar quemando a la primera dama mandando fotos a las redes en sus viajes de acompañante a China) quien además de viajar con todo pagado y quedarse en uno de los mejores hoteles de la Gran Bretaña, se dice que cobró 25 mil pesos al día por cada maquillaje.

Ese es quien nos gobierna y esa es quien 'con todo derecho' sale a engendrada en pantera a decirnos que va a dejar su casita por nuestra culpa y que no va a permitir que ofendamos a su familia.

¡Que Dios los perdone! #Política Ciudad de México