Es oficial, se filmará una nueva película dentro del universo de Alien con la participación de Sigourney Weaver en el papel que la lanzó a la fama en 1979 de la teniente Ripley, y de Michael Biehn como el cabo Hicks.

¿Qué significa esto? Entre los fanáticos de esta franquicia, implica una revelación después de las últimas dos entregas que dejaron muy mal sabor de boca (Personalmente me encuentro entre las personas que piensan que Alien 3 no es realmente mala, pero no terminó de cuajar completamente, mientras que  Resurrection simplemente fue un mal intento por revivir la franquicia.).

El director elegido para esta nueva épica cinematográfica es Neill Blomkamp (District 9 y Elysium) quien ha dicho en entrevistas que su visión en esta película es reinventar el universo de Alien, dejando de lado Alien 3 y Resurrection, para "reinvindicar" la franquicia.

No es fácil hablar de un "reboot" para Alien especialmente porque no es un reboot, simplemente reimaginarán lo que sucede después de la segunda película, lo que abre también las posibilidades en cuanto a lo que sucederá con las franquicias de Depredador y Prometeo. ¿Qué sucederá con Ripley y Hicks ahora? ¿Lucharán nuevamente contra la corporación Weyland Yutani? ¿La Tierra finalmente se volverá el campo de batalla que esperamos los fanáticos?.

El futuro de un universo.

En una época donde las "megafranquicias" y los "universos cinemáticos" se están volviendo el pan nuestro de cada día, de manera que aunque no veamos un crossover de manera inmediata pueden estar seguros que Fox está pensando en uno... ¿Cómo logran que una nueva película entre en el universo tan amplio en el que se ha convertido Alien? Y aquí tenemos que hablar de las películas de Depredador y actualmente de Prometeo que se unen de una u otra forma, sea en el metauniverso que se ha creado por los fanáticos o por los comics oficiales de la editorial Dark Horse (bellos comics, en donde desde hace años muchos de nosotros vimos las primeras peleas entre ambas razas de extraterrestres.) e incluso videojuegos que han recorrido también un largo camino desde la PC hasta las consolas de generación como el Xbox360 y el Playstation 3.

AvP y AvP: Requiem fueron errores tan grandes que aunque en cartelera tuvieron un éxito mediano, no se volvió a pensar en unir las franquicias para crear una nueva película. Es crear un mito nuevamente, darle la importancia a los personajes y al universo en el que se encuentran, no solamente crear acción y venderla como si fuera un desechable.

La primer Alien era terror cósmico cuando no sabíamos realmente a qué se enfrentaba la tripulación del Nostromo mientras que Aliens se convirtió en más acción y los sueños de pequeños se hacían realidad, donde una unidad de marines se enfrentaban a un ejercito de xenomorfos en una batalla que tenían en su contra.

Depredador nos tenía al borde del asiento mientras veíamos como cada miembro del equipo iba siendo víctima del cazador perfecto, mientras Depredador 2 llevaba al cazador a la jungla de asfalto donde aprendíamos más acerca de los hábitos del monstruo.

Prometeo nos llevó a replantear la creación de la humanidad y nuestro enlace directo con el xenomorfo mientras ampliaba el mundo de Alien.

Si logran mantener  esa parte de la magia que hizo esas películas grandiosas, podemos tener por seguro que un crossover sería igual de increíble que los Avengers pero con un tono realmente oscuro y temible que hará que un nuevo reboot valga la pena. #Cine #Internet