En la política no hay que ser ingenuo, el que es ingenuo pierde. Me expreso con más claridad. El mundo se mueve gracias al petróleo, sin él las economías se desplomarían en un parpadeo.

Cuando un país desarrollado considera que peligra su 'seguridad nacional' por limitaciones a mediano plazo en el suministro del oro negro suelen recurrir (en las prácticas actuales) a dos métodos:

  • Invadir un país petrolero con previa campaña mundial alegando: corrupción, producción de armas nucleares, lavado de dinero, protección de terroristas, acciones desestabilizadoras que atentan contra la democracia y la seguridad nacional.
  • Establecer acuerdos entre naciones que están consideradas como 'rebeldes' e integran la lista de países con sanciones comerciales y/o económicas.

La acción realizada por Rusia, el acuerdo comercial con Irán, es interpretado como una ventaja posicional y beneficiosa para los rusos que podría cosechar sus réditos en un eventual levantamiento de las sanciones contra Teherán. Este acuerdo es sorpresivo pero no inesperado, es decir, se esperaba el acuerdo comercial para después del levantamiento de dichas sanciones como consecuencia al freno (temporal) del programa nuclear de Irán; sin embargo, Moscú se anticipó.

Desde el Kremlin afirmaron que el presidente Putin firmó un decreto que pone fin a la auto prohibición de ofrecer cohetes antimisiles S-300 a Irán. Esa decisión había causado irritación entre ambos luego que Moscú canceló un contrato de 2010 bajo la presión de occidente. Un funcionario importante del gobierno ruso agregó que Rusia también comenzó a suministrar grano, equipo y materiales de construcción a Irán a cambio del petróleo crudo, según los alcances del acuerdo de trueque. Desde el año pasado discutían un arreglo por valor de hasta $20 mil millones de dólares e involucraría la compra de hasta 500 mil barriles de petróleo iraní al día.

Lo que era un secreto a voces, el lunes 13 fue declarado por el Vicecanciller Sergei Ryabkov "Quiero tener su atención en referencia al despliegue del acuerdo de petróleo por bienes a una escala muy significativa. A cambio de suministros crudos iraníes nosotros estaremos entregando ciertos productos. Esto no está prohibido ni limitado bajo el actual régimen de sanciones a Teherán", en una conferencia con los miembros de la cámara alta del parlamento en las conversaciones con Irán.

Consultado sobre más detalles del alcance del acuerdo Rusia-Irán, se negó a realizar manifestaciones. Incluso el Ministro de Agricultura y el Ministro de Energía no quisieron responder a las preguntas. Los rusos esperan salir beneficiados económica y comercialmente si el acuerdo final llega a su conclusión dentro del marco alcanzado en la reunión de la ciudad de Lausana/Suiza entre Irán y Rusia, los Estados Unidos,  Francia, Reino Unido, Alemania y China.