Fascinados por nuestra recién adquirida inteligencia, salimos de ver una película considerada "#Cine de #Arte" como si acabáramos de conseguir el record al nivel de IQ más alto. #Cortometrajes

Sintiendo que ver una película "rara" nos da entrada al grupo intelectual bohemio de las calles Mexicanas y sintiendo que vemos el único cine que vale la pena ver, llegamos con nuestro círculo social y comenzamos a alardear de que hemos encontrado el camino de lo alternativo y ya no vemos cine "palomero".

Antes nos dábamos la oportunidad de carcajearnos como niños chiquitos viendo cualquier película dominguera pero ahora hemos decidido que eso ya no es apto para nosotros, que si queremos dar una imagen de personas raras y alternativas a la moda, entonces tenemos que dejar de ver películas populares y ahora debemos ver producciones independientes, de poco presupuesto, que se note que se esfuerzan en ser lo mas bizarras posibles.

Entonces llegamos a la sala de cine de arte que está de moda entre los bohemios (que por supuesto no se guían por lo que es popular) dispuestos a ver la película con el título mas no-convencional. Escogemos una pieza llamada "S", e impresionados por todo lo que expresa esa misteriosa letra, entramos a la sala hablando de otras películas "de arte" que hemos visto recientemente y que se titulan sólo con una letra.

Las imágenes borrosas (claro, en blanco y negro y en ángulos "locos" para que se sienta raro) de la silueta de una persona y el primer pedazo de diálogo que escuchamos, nos despiertan dos horas después de el largo sueño que habíamos adquirido al inicio de la película (cuando escuchamos, con pantalla negra, 15 minutos del sonido de una gota de agua cayendo al suelo) y entonces nos damos cuenta que ya acabó la película.

"¿Qué te pareció la película?" Nos pregunta nuestro acompañante. Rápidamente nos ponemos a pensar en que significado le podemos dar a todas esas imágenes raras que vimos y contestamos, improvisando todo mientras hablamos y buscando decir palabras rebuscadas: "Pienso que el sonido de las gotas de agua representa todo eso que está en descomposición articulada con el mundo y que el director quiso reflejar el comunismo latente que todavía existe en la corrupta sociedad". "¿Y a ti como se te hizo?" Le preguntamos a nuestro acompañante. "¿2 horas y media de escuchar gotas y ver imágenes borrosas? ¿Ni siquiera me contaron una historia y a esto le dicen arte?"

Y entonces nos damos cuenta que el término "cine de arte" es estúpido, pretencioso y elitista y que lo que hace buena a una película no es su poco costo, ni lo rara que se vea, ni lo poco que se entienda, sino la calidad que contenga en su composición final --- Independientemente de lo "comercial" que sea.