Cuando hablamos de infidelidad, no podemos evitar pensar en sufrimiento, desolación, decepción, tristeza, llanto, enojo, frustración, incluso venganza. Pero algo que también debemos poner en la balanza es ¿qué llevó a mi pareja a realizar tal acción?

Una vez que atravesamos por esa situación definitivamente hay algo que cambia en nosotros; El momento en que te enteras de esa noticia que no te esperas saber, o que no quieres confirmar, te cambia para siempre,  en el caso de las relaciones a larga distancia, la situación se vuelve aún más complicada.

Si bien muchas personas juran que nunca perdonarían una infidelidad, el día que nos topamos con esa situación la realidad es que no sabemos que hacer ya que pensar en el hecho de que todo se termine es muy difícil de asimilar... Pero, ¿cómo lidiar con la impotencia, el dolor y el coraje de saberte traicionado y que además no puedes eliminar esa sensación de sentirte burlada (o)?

Es muy importante que te tomes un tiempo para ti, el que sientas que necesites, llores hasta no poder más, trata de desahogarte lo más que puedas ya que entre más guardes tus sentimientos, más crecerá ese mal sentimiento que incluso puede llevar a enfermarte.

A muchas personas no les gusta estar solas porque no saben cómo lidiar con ellos mismos y créeme una situación así es la mejor oportunidad de estar sólo, contigo, tener una relación contigo y empezar una relación contigo. De esa manera, aprenderás a conocerte y con el tiempo descubrirás tus aciertos y fallas como persona, tus límites, y definitivamente, podrás definirte en lo que quieres y no quieres en tu vida.

Practicar cualquier deporte o actividad nos ayuda a poner a nuestro cuerpo y cerebro en estado reflexivo, lo que nos ayuda a meditar acerca de nosotros y nuestras decisiones. Vete de viaje a donde sea, pero aléjate por un momento de tu entorno, de preferencia hazlo solo o con uno de tus mejores amigas o amigos. Acércate al santo, ángel, dios, gurú, guía, o a quien tu consideres que puede auxiliarte a limpiar tu corazón y ayudarte a aliviar poco a poco ese dolor , con el cual es difícil lidiar al principio.

Créeme, realizar éste acercamiento también ayudará con esa sensación de culpa por lo que hicimos o no hicimos en algún momento durante la relación, además podremos sentirnos en paz y perdonar.

El amor propio es lo primero que debemos cultivar en nosotros, en nuestro ser, para poder transmitirlo a nuestra próxima pareja. Además, no debemos arrastrar los problemas pasados en nuestra próxima relación para poder abrirnos nuevamente, o en todo caso poder empezar de cero con la pareja con la que tuvimos éste mal episodio y perdonar de corazón.

Lo creas o no, perdonar de corazón es la diferencia entre dormir tranquilos o no. Empezar de cero es volver a tener la confianza ciega, no sacar a relucir los problemas pasados, dejar por completo ese capítulo atrás, sentir tranquilidad en cuerpo y mente. Y créeme, sí se puede, pero es muy importante realizar lo comentado anteriormente y querer sanar de verdad.

A veces en las relaciones cometemos errores, pero no por ello el amor muere entre las dos personas. Y si de verdad decidimos perdonar a esa persona. es porque vemos en ella las intenciones verdaderas de querer arreglar la situación y un arrepentimiento sincero. Pero recuerda, es importante sanar primero y tomarte el tiempo para hacerlo, si esa persona de verdad te ama sabrá esperar para cuando estés lista o listo y por supuesto, tendrá que ganarte de nuevo.



#Internet #Psicología