Viajar en jet acompañado de mascotas de alto costo, compartir en #Redes Sociales las excentricidades y el estilo de vida de la clase alta, beber Champaign Moët & Chandon y conducir un Ferrari, son elementos que el escritor Ricardo Raphael denomina como las cualidades del 'mirrey', definición que nace a partir de la difusión mediática que han tenido los jóvenes de la clase alta de compartir su inusual forma de vida.

El término mirrey es relativamente nuevo, pues históricamente han existido diversos conceptos para definir a la juventud opulenta como 'hijo de papi' o 'junior', sin embargo dicho fenómeno ha venido expandiéndose con más fuerza en los últimos años gracias a las redes sociales.

La clase alta o la élite política-empresarial ha permanecido desde el inicio de la humanidad, por lo cual no es nada relevante saber de la existencia de familias con gran opulencia y jóvenes ricos, no obstante la importancia que los 'mirreyes' han cobrado en los medios radica en la disparidad económica que existe en México, donde no solamente son 'mirreyes' los que pertenecen al sector del entretenimiento, sino también aquellos que nacen bajo un espectro político, hecho que señalaría la incongruencia democrática que actualmente se vive.

La Universidad de Jaén en España y la Universidad Autónoma de México han publicado recientes hallazgos que permiten explicar la expansión de los 'mirreyes' en México, a lo cual señalan que no se les puede definir como tribu urbana pues esta radica no sólo en la similitud de ideología o forma de comportamiento sino también en la apropiación de espacios públicos, lo cual es una característica imposible para la comunidad de 'mirreyes', pues dicho grupo cambia constantemente de acuerdo a los parámetros en la moda.

En México se pueden identificar varios personajes del entretenimiento a los cuales su estilo de vida es muy similar a lo que aspiran los 'mirreyes', como el cantante Luis Miguel o Roberto Palazuelos, pero desafortunadamente también encontramos figuras de peso político que han abstraído esta forma de vida, en el libro 'Mirreynato: la otra desigualdad' (Ricardo Raphael, 2014), se exponen casos como el de 'Lady Profeco', Jorge Alberto López Amores, mexicano que se aventó del crucero durante el Mundial de Futbol 2014 o bien Miguel Lozano Ramos, joven que se cayó de un departamento en Londres junto su compañera de fiesta, su padre Miguel Lozano Munguía fue alcalde de Pesquería, Nuevo León, municipio con tal solo 6,000 habitantes (INEGI, 2010) y que dicho ingreso le permitió mandar a su hijo a estudiar inglés en el Colegio Bellerbys cuyo costo semanal y sólo por estudiar en verano es de mil euros.

Si ni la familia del Presidente de la República tiene solidaridad con el pueblo mexicano ¿Qué esperar de los demás, de aquellos 'mirreyes' que tarde o temprano heredaran el poder y gobernaran con doble moral?, cabe destacar que no es que la opinión pública cohíba su libertad de expresarse y de vivir la vida, pero cuando vienes de algún medio político, la opinión popular siempre vendrá acompañada de crítica.

Irónicamente, su estilo de vida más que connotar riqueza y superioridad, denota actos burlescos, de mal gusto y teatrales, la Casa Blanca, Beverly Hills y viajes a Europa son algunos de los vicios del placer que uno puede obtener si se es hija/o de algún escritor de telenovelas o si tu padre firmó contratos multimillonarios mediante el tráfico de influencias, al fin y al acabo aquí en México no pasa nada. #Tendencias #Política Ciudad de México