El pasado fin de semana concluyo la fase regular del torneo de #Futbol mexicano, como todos los años buscamos sacar conclusiones ¿Fue un torneo digno para los espectadores? ¿Mejoró el nivel del torneo? Nos hacemos muchas preguntas que los medios importantes en la mayoría de las ocasiones maquillan sus respuestas haciéndonos creer que la calidad de nuestro torneo es bueno.

¿Cómo hacen esto? Creando ideas como la de una liga pareja, cualquiera puede ser campeón, se define hasta la última jornada.

Todas estas ideas son de una liga mediocre. Se que el decirlo de esta manera puede sonar muy fuerte, pero cuando el líder de la competencia logra poco más del 50 po rciento de los puntos me parece que no hay mas que decir.

El futbol más que un deporte es un espectáculo, con el fin último de entretener a sus seguidores y cuando tenemos partidos de una calidad mucho menor a la esperada el proyecto fracaso. No podemos cancelarla como lo hacen con las series de televisión por lo que debemos quejarnos para que así los directivos, entrenadores y principalmente los jugadores mejoren su rendimiento.

Yo no estoy en contra de la liguilla, más bien me gusta, es el único momento de todo el torneo que realmente sigo. ¿Y por qué? La respuesta es muy simple y podría apostar que la mayoría de la gente siente lo mismo.

A lo largo del torneo regular el nivel de los equipos va variando, un partido puede ganarle al actual líder de la competencia y el la siguiente jornada perder contra el sotanero de la misma. ¿cómo explicamos esto? Mi opinión es que los equipos se relajan al saber que con un torneo a medio gas pueden calificar, lo mas triste de esto es que creen cumplir con solo lograr esto.

El futbol como en cualquier deporte todos los que lo practican deben pensar en ganar, no en quedar en séptimo lugar de una liga de dieciocho. Vemos como las ligas centro americanas y norteamericanas van mejorando año tras año, me parece que mucho de esto es las ganas de ganar y no de solo participar.

Otro de los puntos donde podemos ver la verdadera calidad de nuestro deporte es cuando el líder de goleo llega a 10 tantos. Estamos hablando que en 7 partidos no apareció, casi la mitad del torneo no cumplió con su única responsabilidad que es anotar. Lo mas complicado de esto es que estos grandes delanteros en su mayoría son extranjeros, jugadores que con el echo de estar en el equipo bloquean la salida de nuevos y probablemente mejores jugadores nacionales.

No me mal entiendan, no estoy en contra de que vengan jugadores de otros países. Estoy en contra de que sean jugadores que tienen un nivel nada sobresaliente, me parece que deben de ser mucho mejores que cualquier jugador nacional.

Hay ejemplos muy claros de la clase de jugadores que me refiero, José Saturnino Cardozo, hoy entrenador del Toluca, este jugador paraguayo a su llegada al futbol mexicano logro títulos de goleo y principalmente torneos de liga. Era un jugador que si hacia la diferencia, esos son los extranjeros que queremos que estén en nuestro futbol. No jugadores que vienen a cobrar millonadas y a complicar la salida de nuevos talentos mexicanos.

Para terminar debemos hablar del descenso, en esta ocasión el afectado fue el equipo de los Leones Negros. Una institución que tardo mas de 2 décadas en regresar a la primera división y que en solo un año volver a la liga de acenso.

No estoy defendiendo a este equipo, lo que si estoy diciendo es que se debe hacer un cambio para que los equipos que logren el acenso tengan como defenderse. Mi propuesta es simple, al inicio del torneo apertura todos comienzan de cero, de esta manera el que menos puntos sume al lo largo de un año es el que desciende. Así nos olvidamos de los porcentajes y principalmente de esta teoría de proteger a los equipos grandes o mejor dicho populares.

Los equipos que logran el acenso están condenados a irse al finalizar el años futbolístico, esto a menos que como ha sucedido con algunos equipos le inyecten mucho dinero, caso de Tijuana, o continúen con una filosofía de juego esto apoyado por contrataciones importantes, caso León.

En conclusión en 3 semanas vamos a tener nuevo campeón y todo lo que sucedió quedara como un recuerdo. No se cambiara el como manejan en descenso, no se exigirá mas a los equipos, los directivos seguirán y todo continuara igual. Todo estará igual hasta que la gente empiece a dejar de ir al estadio y los ratings televisivos bajen de forma considerable.

¿Hasta cuando va a seguir siendo igual? #Deportes Ciudad de México