Sólo cuatro equipos se encuentran peleando un boleto para la gran final. Para ello, estos conjuntos tuvieron que disputar 18 jornadas, y la ronda de cuartos. Algunos conjuntos, como Querétaro, son sorpresas en estas instancias, mientras que otros, se encuentran ahí por su jerarquía que les da la obligación de conseguir un campeonato.

Curiosamente, tres de los cuatro grandes ya están fuera de competencia, por lo que esta temporada puede ser considerada como un fracaso para ellos.

Sólo Chivas sigue vivo. Esta noticia es una grata sorpresa ya que, hace no mucho tiempo, el equipo del rebaño se encontraba luchando por salvar la categoría. Sin embargo, José Manuel de la Torre tomó las riendas del Guadalajara, y evitó la papeleta en el club.

Pero, ¿qué pasa con los otros "tres grandes"?.

Pumas

El equipo del Pedregal lleva bastante tiempo sumido en una crisis, que le impide pelear seriamente por conseguir un título más. Memo Vázquez, último entrenador campeón en 2011, regresó al equipo para brindarle seguridad. No obstante, hasta ahorita "los felinos" siguen surgidos en la mediocridad.

Cruz Azul

Tras la bochornosa derrota como local ante los ya descendidos Leones Negros, el equipo sumó un año entero sin entrar a la liguilla. Con ello, son casi 18 años en los que la Maquina no es capaz de levantar un título. Luis Fernando Tena, último campeón cementero, ya fue removido de su cargo, pues fracasó en su tercer ciclo como entrenador del club.

Borrón y cuenta nueva para Cruz Azul… A empezar por enésima vez.

América

Gustavo Matosas reemplazó a Antonio Mohamed, quien se fue con la cara en alto después de haber logrado el título en el Apertura 2014. Las credenciales del uruguayo eran un #Futbol espectacular, y un bicampeonato con el León.

Pues, después de un semestre, Matosas no logró ninguno de estos objetivos. El equipo no fue espectacular, y aunque consiguió el pase al Mundial de Clubes, cayó derrotado en la serie de cuartos de final ante el Pachuca. Esto es un fracaso, pues al América sólo le sirve el campeonato.

Todavía no es oficial, pero los rumores apuntan a que el buen Gustavo tiene un pie y medio fuera de Coapa. ¿No merecería Matosas una segunda oportunidad?

De ser esto cierto, Las Águilas habrán perdido seis meses, y muchos millones de dólares.

Lo malo para las águilas y la máquina es que no hay muchos entrenadores por escoger. Los promotores hacen de las suyas y siempre colocan a los mismos hombres. Lo único que cambia es la silla donde se sientan.

Para Cruz Azul sonaban Rubén Omar Romano,Enrique Meza y Ricardo La Volpe. Estos entrenadores, a excepción del "bigotón", ya vinieron y fracasaron. ¿Por qué no pensar en alguien nuevo?

Cuando vino Sergio Markarián, el equipo llegó hasta la final y revolucionó su estructura. Pero claro, "el pingüino" no se dejó maniatar, y terminó haciendo las maletas.

Por otra parte, Tomás Boy salió del Atlas, y José Guadalupe Cruz se deslindó del Puebla. Este último, ya había fracasado con Monarcas y Monterrey. No obstante, el "profe" ahora hizo un buen trabajo con el Puebla, por lo que merecía una segunda oportunidad.

Mientras tanto, Boy suena para Cruz Azul. Pero, si viene de un fracaso, ¿no sería mejor contratar a alguien que haya triunfado recientemente?

Ya lo dijo el portugués Pedro Caixinha, entrenador de Santos. El país no está abierto al cambio. Y mientras Matosas y el "profe Cruz" se merecen una segunda oportunidad, Tena y Ferreti en Tigres, debían haber hecho las maletas desde hace mucho.

A más vueltas con lo mismo… #Deportes Ciudad de México