En los años recientes, la moda del cabello largo ha cobrado auge nuevamente. Muchas mujeres hacen lo inimaginable con tal de tener una melena de ensueño; algunas usan extensiones que a parte de ser carísimas lastiman su cuero cabelludo, otras compran productos de miles de pesos que al final no dan los resultados.

El cabello largo es un fetiche para el sexo opuesto. La mayoría de los hombres considera esta parte del cuerpo femenino sumamente sensual. Sin embargo, resulta muy difícil a la hora de cuidarlo para que crezca sano y fuerte.

En algún momento, me desesperaba con mi cabello, ya que por más que lo cuidaba parecía estancarse y no avanzar más allá de los hombres. Pero no me di por vencida, me di a la tarea de investigar y los resultados me encantaron. Eso sí, tuvieron que pasar varios meses. Definitivamente esto es una cuestión de paciencia.

Lo primero que hice, fue el muy comentado shampoo de cebolla. Tal cual como lo leen. Este extraño experimento fue menos desagradable de lo que parece. El truco consistía en cortar media cebolla en julianas y dejarlas reposar durante 15 días en un shampoo hidratante. Olía muy mal al abrirlo, pero los resultados fueron maravillosos.

El cabello se fortalece y queda muy brillante. El olor, a pesar de lo que puedas estarte imaginando, no es tan penetrante. Un rato después de bañarte ya se ha ido.

Mi cabello ya estaba comenzando a reaccionar, se volvió más dócil, suave, y sumamente brillante. Sin embargo, no fue suficiente para que mi cabello creciera como yo lo quería.

El siguiente paso consistió en aplicar aceite de argán todas las mañanas antes de cepillarme el cabello. Todos hemos oído hablar de lo maravilloso que es este producto. Yo lo amé desde el primer momento que lo usé, no sólo repara las puntas abiertas, sino que le da un brillo natural al cabello, además de que controla el frizz.

Después de un tiempo aplicándolo en as mañanas, comencé a utilizarlo también en las noches después de bañarme. Fue lo mejor que se me pudo haber ocurrido, ya que cuando despertaba mi cabello estaba más hidratado y además ¡desenrredado! Evidentemente esto beneficia a tu cabello, pues al estar menos crespo hay menos posibilidades de que se rompa.

Aunque estos dos trucos me habían funcionado de maravilla, empecé a notar de nuevo que mi cabello se estancaba y que ya no crecía más allá de media cintura. Me empecé a desanimar un poco, tanto que hasta pensé en cortarlo definitivamente. Sin embargo recordé esa máxima que dice "eres lo que comes", y puse manos a la obra.

Comencé a utilizar tabletas de Complejo B. No las aplicaba en mi shampoo, ni las hacía mascarilla. No. Esta vez el cambio fue desde adentro. Todos los días antes de dormir no olvidaba tomar mi pastilla de Complejo B, la cual por cierto resultó ser bastante económica. La caja con 30 tabletas me costó solamente $15 y me dio más resultados que todos los shampoos que había probado hasta entonces.

Como en casi todas las cuestiones de la vida, la paciencia es un punto clave. Si quieres tener una cabello largo y cuidado, sólo es cuestión de perseverancia. Mi cabello se mantuvo a la altura del hombro durante casi 6 años. Hoy en día mi cabello mide 80cm mojado, y tan sólo llevo 1 año cuidándolo como se merece.

Ahora ya sabes que no necesitas gastar miles de pesos en tu cabello. En este link encontrarás alimentos que ayudarán a preservar la belleza natural de tu cabello . ¡No hay pretextos para tener un cabello maltratado! #Salud #Moda