Por qué existen los libros, para qué leemos, qué ganamos con ello… y es que mi postura como estudiante puede que en estos momentos quiera apartarse del conocimiento común, sin embargo, en algunas ocasiones me he llegado a interrogar estas cuestiones.

Es difícil cambiar el chip de un momento para el otro, lo que consideraba malo, ahora es relativamente normal, lo que creía bueno a veces me parece absurdo, en fin; personalmente tengo que interactuar en el entorno para después generar los criterios, el problema está cuando me invade mi consiente moralista, naturalmente aparece la angustia. Es esta situación que Ray Bradbury tomó como base para hacer su obra, las preocupaciones que se supone aparecen en todos los lectores, es motivo por el cual la personas no son felices, simplemente es absurdo que los individuos traten de adquirir conocimientos diferentes si nunca van a estar tranquilos con ellos mismos.

Fareheint 451 nos relata una historia en la que el gobierno ha decidido quemar todos los libros, simplemente por las cuestiones antes mencionadas; Guy Montag es el personaje principal de la novela, la historia nos cuenta que él es uno de los tantos bomberos encargados de crear los incendios para que así desaparezcan los libros.

El relato toma un giro justamente cuando aparece una chica llamada Clarisse, que es señalada como loca por pensar; esta chica comienza a generar en Montag la duda sobre si verdaderamente es feliz, además de despertarle la curiosidad acerca de los libros. Los días pasan y el bombero se empieza a interrogar, pues la chica ha influido en ese comportamiento que el gobierno tanto quiere controlar. Un día Montag se dirige a uno de sus incendios, él llega a casa de una mujer que realmente se opone a la eliminación de sus libros, se aferra tanto a esto que ella decide morir con ellos. Es en esos momentos es cuando su interés por los libros se hace más grande, el roba uno, y desde esos momentos hace una colección de lo que él debería de incendiar.

Opinión

El libro en si me ha dejado mucho, su crítica es muy buena, imaginarme ese mundo sin lectura es una muestra de cómo el gobierno actuaría como siempre a su conveniencia. Sin embargo, en casos como en México, donde los niveles de lectura de la población en general son bastante menores comparados con países desarrollados, como el caso de Estados Unidos, si se evaluará está opción el día de hoy, es prácticamente imposible de que suceda, a las personas les interesa muy poco la lectura, realmente son muy pocas, pues no marcan la diferencia para que el gobierno llegue preocuparse. #Escuela