El Presidente de México, tiene un compromiso importante en Brucelas, Bélgica, debido a que se celebrará una cumbre entre la Unión Europea y América Latina. El mandatario, ni siquiera había llegado al hotel, cuando manifestantes de las organizaciones "Mexicanos en Bélgica" y "Belgicanos Colectivo" tenían preparado un grupo de más o menos 100 personas, incluidas niños y gente que venía de otras ciudades del Viejo Continente, como son Alemania, España y Luxemburgo, entre otras.

Previamente, esos grupos y el Observatorio de Cooperación Internacional México-UE habían mandado comunicaciones escritas a diversos líderes europeos, declarando a Enrique Peña Nieto como persona non grata. Por supuesto no podían faltar las pancartas, las cuales estaban escritas en su mayoría en inglés y las cuales rezaban: "Renuncia Peña Nieto-Corrupto y Asesino", "Queremos vivir en un México sin temor. No al Narco-Estado", "Democracia Mexicana, más sangrienta que una dictadura."

Básicamente las protestas estaban centradas en el tema de Los 43 de Ayotzinapa, a quienes declaran como "desaparecidos" (cuando ya fue demostrado su fallecimiento). Además de las pancartas, estos manifestantes usaban consignas, música (principalmente jarocha y sones, además de variantes muy tristes de melodías típicas mexicanas como México Lindo y Querido) y manifestaciones artísticas diversas que "mostraban", según ellos, como el país se estaba ahogando en su propia sangre, derramada por Enrique Peña Nieto. Ocasionalmente, se detenían los gritos y música para iniciar una cuenta del 1 al 43 en señal de apoyo a estos "mártires."

Lo que no se esperaban es que en el hotel Soffitel Brussels, Europe, donde se hospedaría el mandatario mexicano, fue finalmente cambiado. Ya que la llegada del Presidente se retresó y se unió a la cumbre cuando esta ya se había iniciado, tomó su lugar, el Secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade.

Es sorprendente como la causa ya rebasó las barreras del país. Y la imagen de esos finados 43, que, sin perder nunca el respeto por sus deudos, que de ser unos vándalos viles, rufianes de tercera, ahora son héroes, mártires y casi casi, salvadores del país. Una muestra más de que la victimización es una manera bastante redituable de hacerse famoso, vamos, que ni a Anita Sarkeesian le habría funcionado mejor. #Gobierno