Cuando me vine a radicar a la Cd. de México, me di cuenta de muchos prejuicios que tenía en la cabeza. Aquí la gente es más independiente, se rompen muchos paradigmas o lo que coloquialmente sería "Mandar directito a la fregada" y sucede por una simple razón, no a todos les gusta seguir con reglas "mochas" o "tradicionales" no pienso que sea malo, sin embargo creo que estaba acostumbrada a otro estilo de vida, hija de casa, pensando en la vida rosa, en un príncipe azul, un vestido blanco, hacer la comida, esperar al marido y tener hijos. Con esto no quiero decir que soñar con el amor de tu vida sea malo, simplemente mi forma de pensar se amplió al ver que podía crecer profesionalmente.

El punto es que me convertí en una más de las mujeres ¿Y tú, para cuándo?, "una solterona más", "una quedada", "una pobrecita" etc. La sociedad nunca esta conforme y eso me queda claro.

  • Fiesta familiar

Todos en la mesa conviven, ves a tu alrededor y lo único que observas es a todas tus primas casadas o con su pareja, aunque van muy lindas, algunas tienen unos cuantos kilos extra por varios embarazos, pero eso no importa una que otra se ve feliz, otras se admiran por el más reciente anillo de compromiso y unas cuantas organizan el siguiente baby shower, tu prima de 15 años llega y presenta a su novio de 17  y en medio del silencio o del clásico bullicio familiar se escucha esa voz ronca, sin nada de estilo y muy intrigadora ¿Y tú, para cuándo hijit@? No sabes si romper los platos o pararte de la mesa, de lo que estás consciente es de lo que quieres y no quieres para tu vida.

No porque tu prima de 15 años tenga novio significa que ya eres quedad@, simplemente tienes muy definidas tus metas y tu plan de vida, sabes que tener o no tener una persona a tu lado no te quita, ni te pone más valor.

  • Preparativos para la siguiente boda

Tu hermana menor va casarse, fuiste de vacaciones a la casa de tus padres para probarte el vestido de "damita de honor" o el esmoquin perfecto, entre una y mil llamadas del trabajo te das el tiempo para disfrutar y pasar esos ratos agradables, pero nunca falta el tío o el primo indiscreto que mientras te diviertes, te sonríe cordialmente para después preguntarte lo que ya esperabas desde que compraste tu boleto de avión ¿Y tú, para cuándo prim@? 

La verdad, no se si es intencional esa típica frase porque ya todos sabemos que incomoda pero, aun así se entiende que muchas personas quieren orientarte a que sigas "las reglas de la vida" créeme, eso es muy respetable.

No es que vayas en contra del matrimonio, es porque ya viste muchos divorcios, relaciones fallidas, violentas, intentos desagradables y lo único que esperas es encontrar a la persona correcta, pero no te preocupa si no llega, tienes muchas otras cosas en mente como viajar, conducir ese nuevo auto, ahorrar para tu futuro departamento, la gente no lo entiende aunque lo expliques mil veces, te aconsejo que la próxima vez des tu punto de vista con actitud determinante.

  • Hijos y más hijos

Ya tienes novi@, ¡yeah!, organizaste tu boda, tienes el matrimonio más reciente en la #Familia, por fin consigues librarte de todas esas presiones sociales, compraste tu casa, están ahorrando para cambiar ese auto viejo y darse el lujo de conducir algo elegante o deportivo. Tu familia se alegra por tus futuros logros, el último nieto llega a abrazar a sus abuelos, besas cariñosamente a tus sobrinos, pero siempre llega el entrometido ¿Y tú, para cuándo hijit@?

No sabes si es una situación de burla, de sarcasmo o de alegría lo único que quieres es disfrutar los fines de semana como dos enamorados, ir al cine, comprar un helado sin la necesidad de dar explicaciones o tener que dejar a tu hijos con los abuelos para poder salir con tu pareja.¿No pueden entender que una boda no siempre lleva hijos de la mano? ¡Por Dios!. Hay muchas formas de pensar, pero hay cosas que es mejor omitir que mencionar.

Si eres el típico inoportuno, te recomiendo que la próxima vez que vayas a mencionar un ¿Y tú, para cuándo? no esperes a que un@ más list@ te responda en un funeral... ¿Y tú, para cuándo tío?. #Padres hoy #Tendencias