La pregunta se me viene mil veces a la cabeza y cada vez que la pienso vuelvo a terminar con la misma interrogante ¿para qué sirve leer? La verdad es que todos contestaríamos muy diferente. Los lectores siempre queremos atraer a más gente a nuestros dominios; con esto quiero decir que no sé qué suceda con nuestros sentidos, pero tenemos la necesidad de atraer a más personas, ya sea a las buenas o a veces a la fuerza, con el único fin de que hemos descubierto algo nuevo y maravilloso.

Pero, eso no responde la pregunta ¿verdad? Sinceramente no sabría cuál sería la mejor respuesta "Lee para ser alguien en la vida", cuantas veces no escuchamos a infinidad de personas expresando esas palabras ¿en realidad son ciertas?, "para ser exitoso tienes que ir a la escuela y aprender todo lo que puedas", otra muy típica; infortunadamente no es así, pues, al paso de los años hemos comprobado que se puede llegar a la presidencia del país con apenas saber deletrear o poder mencionar tres #Libros que marcaron nuestra vida. Mucho menos falta hace conocer los clásicos.

A lo único que llega un buen lector es a escribir la falta innegable que tiene el pueblo por tener más información y conocer mucho más, pidiendo con todas sus fuerzas que sus palabras sean escuchadas y corten los hilos que cuelgan de sus ropas.

Y es que ¿para qué sirve leer? ¿Te hace mejor persona? ¿Te va llenar de riqueza o poder? Tal vez nos hace mejores como dice aquella campaña publicitaria en donde nos atosigan de figuras públicas, cantantes de moda, deportistas o gente del medio que están al nivel de un niño de primaria. ¿En qué sentido nos hace mejores? Obviamente no nos hará más honorables.

Hitler era lector y personaje muy culto, los nazis eran gente cultivada, asesinos seriales como Rodney Alcala, Gary Michael Heidnik, Charles Manson han pasado a la historia por sus actos atroces y su increíble talento intelectual, pero aunque un hombre pueda leer a Goethe o a Rilke o escuchar a Shubert no le impide ir por la mañana a su trabajo en Auschwitz o planear el matar a 13 mujeres a sangre fría, así que leer no nos hace mejores y mucho menos felices.

En la ignorancia se hacen pocas preguntas y habitan los espíritus más pasivos. No se tiene la dignidad en un concepto muy elevado. Quien tiene la mente en blanco siempre estará contento con pan y circo. La lectura sólo es necesaria para el lector.

¿De qué sirve leer? No te va a cambiar la vida, ni es una forma mágica de mover el mundo, esta no es una pregunta para los apasionados de la lectura, más bien los iletrados son los que deberían de cuestionarse y los maestros de los ignorantes darles una respuesta que sencillamente también les puede dar el gobierno, organizando falsas campañas para la motivación o incentivación de la lectura.

Quizá leer sirva de algo o simplemente sea inútil. Hay dos caminos que podemos tomar; como seres pensantes tenemos la obligación de tomar la decisión que mejor nos convenga. Puede seguir existiendo la lengua muerta, pero siempre habrá una puerta que te lleve al paraíso.

La vida no es tan básica, tiene muchas cosas que nos ofrece, y es que gracias a la lengua sabemos cosas tan simples como es tomar agua, comer una hamburguesa y porque es que necesitamos del aire.

No se lee sólo por placer, sino que se lee para humanizarse, para ser hombres y mujeres con la mayor capacidad posible para entender nuestro entorno y tal vez si un día abres un libro, esté te dará las armas suficientes para sobrevivir en este mundo de porquería en donde cualquiera puede llegar a tener poder, pero no todos tiene la fortuna de adquirir el conocimiento. ¿Somos lo que leemos? Una pregunta que sólo tú podrás contestarte. #Sociedad Ciudad de México #México