En este 2015 Estados Unidos logra un trofeo más con su selección Femenil de fútbol, el Campeonato mundial se lo llevan con una exhibición completa, y  al tener jugadoras que posan para revistas y que son conocidas mínimo en su país por una gran parte de aficionados era, lo que se esperaba en este torneo.

Este equipo femenil logra su 3 campeonato mundial, la efectividad en la justa para esta selección es impresionante ya que no sólo ha logrado participar si no que en todas ellas ha dejado el nombre muy en alto.

La selección femenil de México en contraparte no puede hasta el momento conocer las mieles de ganar un partido, pasar la primera ronda o un inimaginable campeonato. Se muestra como un equipo desviado y con poco liderazgo tanto fuera como dentro de la cancha.

Pero esto es sólo uno de los tantos problemas de la selección, ya que analizando todos los puntos en que se puedan comparar ambas selecciones, Estados Unidos gana apabullantemente, sin embargo en un país con tanta afición femenina acudiendo a los estadios es ilógico pensar que no se pueda armar una selección contendiente.

El gran problema radica tal vez en un proyecto sólido, ya que hemos visto que el fútbol femenil en México no interesa y no se ve que en los próximos años la historia cambie. La FMF sólo se enfoca a la selección mayor que pocas alegrías ha brindado, y nos mantienen ilusionados con el famoso 5to partido fuera de México.

La comparativa es más que cansada y tal vez sin sentido, pero no sólo es en la cancha donde se ve la diferencia, la estructura, el profesionalismo y la seriedad con la que los directivos reflejan su trabajo hacia esta selección, sino que, todavía no se puede ver el fondo que puede tocar esta selección, todavía no se ve el momento en el que se pueda tomar con seriedad y con empeño un trabajo que aunque no es fácil tampoco es imposible de desarrollar.

No es tratar de encontrar el hilo negro del deporte a tratar de exprimir lo mejor de si de las jugadoras de la selección, es transmitirles que están ahí por ser las mejores jugadoras del país y no lo que pudieron llevar a un torneo oficial, ya que como en la selección mayor el acudir a tantos torneos no necesariamente significa que el nivel va en aumento.

Como saber que la selección femenina está ahí por amor al deporte y no por el dinero, pues fácil, en México no se le da la difusión como a la selección mayor, es más ni como a las selecciones menores, tal vez no es tema de machismo pero si es un tema que en México no se toma en serio ni en broma el fútbolfemenil.

Los aficionados mexicanos conocemos más a las jugadoras estadounidenses que las mexicanas, los seguidores que tienen sus cuentas en twitter son mayormente familiares y amigos e incluso las mismas jugadoras, difícilmente encuentras una "celebridad" siguiendo a alguna jugadora de México, es más sus cuentas ni verificadas están, no las vemos en portadas de revistas y ni siquiera en eventos deportivos dando alguna opinión par alguna televisora.

Esta es la realidad del fútbol femenil en México, una historia que difícilmente cambiará pero que no es imposible, ya se ha demostrado que con proyectos fuertes se pueden hacer grandes cosas, selecciones juveniles en México lo ha logrado.

Recordemos el 7 de Junio de 1962 cuando México gana su primer juego en un Mundial, la selección femenil está muy lejos de ese momento aunque los aficionados esperamos que no tarde en llegar. #Futbol #Deportes Ciudad de México