Mientras en Estados Unidos el 4 de julio celebraron el día de la independencia, en la ciudad de México, por el rumbo de Azcapotzalco, nueve grandes jóvenes y músicos celebraban 20 años de estar juntos, aunque éste festejo no fue precisamente porque México celebraba tener el mejor país, con el mejor gobierno y con las mejores condiciones, ojalá así fuera.

Veinte años de reclamar al sistema las condiciones de un país abrumado por los malos gobiernos y los malos manejos, la corrupción, la desigualdad, la violencia y la injusticia, manifestaciones que la gran banda de ska mexicano Panteón Rococó hace presente en sus canciones.

Muchos de los que vivimos a plenitud los años noventa aún recordamos como inició esta lucha encarnada desde la trinchera musical, basada en el apoyo a uno de los movimientos sociales con más arraigo en la historia de México, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, mejor conocido por sus siglas EZLN.

Nadie imaginaba que un grupo de muchachos estudiantes de la Escuela Nacional Preparatoria, plantel número 9, de la UNAM, llegarían tan lejos a pesar de la postura social que tomaron desde el principio y a pesar del sistema mismo.

A lo largo de dos décadas han pasado tantas cosas en el país, que el Panteón Rococó lo sufre y lo demuestra en sus canciones, no podemos dejar de evitar los problemas sociales y sólo centrarnos en la manifestación musical.

La celebración se llevó a cabo en la Arena Ciudad de México, dónde más de veinte mil almas encontraron un refugio a través de la #Música de una gran banda con la que trataron de olvidar lo que sucedía, aunque fuese en un recinto mercantilista perteneciente también a un sistema monopólico, pero en algún lugar tenía que ser el festejo.

Se dice fácil veinte años pero a lo largo de este tiempo el Panteón Rococó ha permanecido en el gusto de la gente y más de sus fieles seguidores, porque ha luchado en contra de muchos obstáculos, desde la opresión misma hasta la falta de interés de la disquera trasnacional, y aún así continua de pie porque la lucha sigue desde la independencia, ser independientes es lo de hoy en muchos grupos musicales.

Quien puede poner en duda la gran carrera de un gran combo, sí incluso esto ha hecho que lleguen muy lejos, a lugares donde han sido aceptados e incluso queridos, Alemania es el gran ejemplo.

No diremos nada de su música, de los discos, de los invitados al festejo de los 20 años, eso ya lo dijeron los otros medios en su momento, sólo diremos gracias Panteón Rococó por estas dos grandes décadas de lucha y resistencia, de paz y baile, de música y alegría, a pesar de todo y de todos los que terminan día a día con nuestro pueblo.

Gracias Panteón Rococó.  #Universidad #Conciertos