Hace unos días hablábamos que de Foxylandia a Peñalandia no hay diferencia, pues si la hubo: y fue un calceta. Habiendo otros temas mucho mas importantes que aclarar, por querer tomar las cosas con humor y haciendo un chascarrillo como el Simpatias: “Oye digo Dios porque seré tan agradable…” los asesores de imagen echaron a a andar la ardilla en el cerebro y queriendo aclarar el #calcetagate, les salió el tiro por la culata, o por la calceta.

Pero si todos esperaban una sorpresa con el anuncio del Gollum, no, de Frodo, ejem, Lalo España… bueno, Virgilio Andrade, el encargado de llevar el anillo de Mordor y la transparencia de la (de)Función Pública, habló y dijo lo que ya nos habían dicho desde antes y que realmente nadie creyó: que no hay nada ilícito en la Casa Blanca, no la de Washington sino la de las Lomas, y dejo claro que la cuatitud es lo de este #Gobierno.

Pero el tema no fue eso, sino la disculpa a los mexicanos indignados por el caso y aquí aplica aquello que decía mi abuelita: Disculpa ofrecida, culpa aceptada. Y ¿también va a ofrecer disculpas por los hechos en Tlatlaya, Iguala, Apatzingan, Ostula y otros tantos y tantos hechos similares que no se saben?

Pues al parecer no, mientras regresan los millones de niños a la escuela, ya están pensando en que día caen los puentes y las próximas vacaciones. Aunque del que tampoco se sabe cuando regresará de vacaciones y seguirá al frente de la SEP es de Emilio Chuayfett, por ahí se menciona como sucesor el nombre de José Sarhukán, otro nombre sacado del Señor de los Anillos, del cual no se espera nada bueno si creen que la Inquisición puede llegar a poner orden con los maestros de la CNTE, sus plantones y sus sueldos sin dar clase, mientras las escuelas en zonas rurales no tienen ni luz, ni agua, ni pizarrón ni bancas, mucho menos hablar de inglés y computación.

Pero para iniciar este #FelizLunes con la caída de las bolsas del mundo arrastradas por el dragón chino, va que vuela George Washington para alcanzar a don Benito Juárez, al que por cierto Vicente Fox no puede ver ni en esos billetes, y sigue con la lengua suelta diciendo: “El peso no se devalúa, se fortalece el #Dólar. Si ustedes ven el peso frente al euro no ha pasado nada, sigue igual”. Como Fox sigue igual de demente…

Porque ya hace falta que le vayan construyendo su parque de diversiones tipo Disneylandia (ahora que con el dólar así va a estar más difícil...), o Dismaland, el que recién inauguró el artista inglés Banksy que tanta controversia ha causado. Falta ver si alguien se quiere apuntar para construirlo en asociación con el ex Reino Aventura, o Six Flags #México, igual y lo apoya el gobierno federal, ese cuyas decisiones han sido acertadas según el guanajuatense, porque le ha apostado al gasto público y está bajando el gasto superfluo. Por ejemplo el recorte en 2016 al presupuesto de las universidades públicas como la UNAM, el IPN y la UAM que ocupan los primeros lugares por encima de varias universidades privadas, al fin que, para que quieren un pueblo educado, si Televisa los educa, mientras la mayoría se queda inmóvil como maniquíes.