En el marco de la inauguración del Distribuidor Vial Ignacio Pichardo Pagaza en Metepec, Estado de México, el presidente #Enrique Peña Nieto declaró en su discurso que: “no se alcanzarán los niveles económicos deseados y que a otros países del mundo, les ha ido peor”.

Aunque ya estamos acostumbrados a estas flamantes declaraciones –incluso de su familia- que han dejado huella en la historia de este país, no deja de sorprendernos el nivel de “sinceridad” con que nos advierte que vamos a seguir fregados.

Es increíble que México, siendo una de las 20 economías más fuertes del mundo, conformada por litorales, desiertos, selvas, minas, que cuenta con muchas ciudades y sitios considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, lo que nos convierte lideres en turismo y muchas otras grandezas que nos fueron otorgadas en una privilegiada ubicación geográfica, sea ahora un país obligado a ser mediocre.

¡Como es posible que exista tanta desfachatez en los discursos!

Debemos de acostumbrarnos entonces, a vivir en la mediocridad de un país que aún con el enorme potencial que tiene, está carente de oportunidades y apabullado por la corrupción y la delincuencia.

Aunque los datos macroeconómicos nos den buenos indicadores, por lo que vemos, esos "beneficios" nunca llegarán a las clases trabajadoras, al pueblo queines se tendrán que acostumbrar a seguir luchando todos los días por el sustento y por sobrevivir bajo estas circunstancias.

¿Nos tenemos que resignar a vivir como otros países y que viven en extrema pobreza?

Y si no se alcanzan los niveles económicos, ¿Podrá terminar de pagar sus casas y propiedades igual que el Secretario de Hacienda?

Porque mejor no se crean mejores oportunidades de estudio, trabajo e inversiones para evitar seguir siendo como los otros países que al igual que nosotros, gozan de tan rpivilegiada situación económica.

¿Qué pasaría si en su trabajo –estimado lector- le dice usted a su jefe, que no va a poder alcanzar las metas que tiene asignadas y que mejor se acostumbre? #Crónica Ciudad de México