Para el presidente de México, #Enrique Peña Nieto, este fue el peor mes de lo que va del año. Podríamos decir que julio de 2015 le tiró la recaptura del capo más buscado, le tiró su nivel de aprobación al mínimo histórico de su sexenio y hasta le tiró la rebanada que cortó del pastel de su cumpleaños número 49.

Sin lugar a dudas el hecho más devastador para el primer mandatario llegó el sábado 11 de julio a las 20:52 horas. El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, le mandó un mensajito por WhatsApp al presidente para avisarle que “había una situación”: la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán del penal de (ex) máxima seguridad de El Altiplano. Lo peor es que la mentada “situación” ocurría mientras ambos personajes, el primero y segundo al mando del país, estaban fuera del territorio nacional.

Las explicaciones que vinieron después, de boca de las autoridades federales, resultaron casi increíbles. El capo burló cientos de medidas de seguridad para escaparse de su celda por un túnel de mil 500 metros de largo en tan sólo 10 minutos. La más reciente encuesta sobre la aprobación de su mandato –publicada hoy en el diario Reforma- la ubica en su promedio más bajo: 34%.

A este hecho se le sumó que, mientras estuvo de gira por Francia, los profesionales del bullying presidencial se dieron vuelo en las redes sociales para “informar” y “documentar” los desencuentros (por no decir berrinches públicos) entre Peña Nieto y su esposa Angélica Rivera.

El 20 de julio, Peña Nieto celebró su cumpleaños número 39 durante una gira por el estado de Guerrero. Acompañado por mujeres indígenas, ataviado con un collar de flores amarillas, los presentes le cantaron sus mañanitas y el mexiquense partió su pastel, pero… cuando intentaba llevárselo a la boca, ¡saz!, se le cayó frente a todo mundo. Los memes no se hicieron esperar.

Pero hubo más caídas: la del peso frente al billete verde. El tipo de cambio ya casi alcanza los 17 pesos mexicanos por cada dólar gringo, eso sí, con sus dos millones más de personas en la pobreza (Coneval dixit).

Y para cerrar con broche de cobre, el mes terminó con una caída deportiva. La destitución del entrenador de la selección nacional de futbol, Miguel “El Piojo” Herrera, por un incidente extra cancha: agredir a su crítico, Christian Martinoli, comentarista deportivo de Televisión Azteca.

¿Y qué tiene que ver el caso de El Piojo con el presidente de la República? Todo. El adversario número uno de @EPN utilizó el caso extra deportivo para denunciar que el propio Peña tuvo que ver con el despido del entrenador futbolístico. Aunque usted no lo crea, el dos veces candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, denunció que el presidente, su secretario de gobernación y el titular de la Hacienda Pública, negociaron la salida de “El Piojo” del equipo tricolor.

Por todos lados le llovió a Enrique Peña Nieto. La única buena noticia para el presidente es que hoy terminó el mes. La mala, que le quedan 40 meses por gobernar.

http://mx.blastingnews.com/mundo/2015/07/video/la-jornada-en-30-segundos-29-julio-2015-00476521.htmlhttp://mx.blastingnews.com/ocio-cultura/2015/07/peliculas-que-pudieron-haber-inspirado-a-joaquin-guzman-loeira-00481429.html